Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 11 Diciembre, 2009



Brujas pegó primero y Puntarenas a duras penas sacó la tarea.
Mauricio Wright sacó del terreno al futbolista que le dio la victoria, Josimar Arias, dicen que por buchón o jugar de Leo Messi y Juan Luis Hernández repitió la receta tan suya en el campeonato, de sacar temprano al soldado que no obedece las órdenes tácticas del general por más nombre que tenga el sargento. Leonardo Madrigal pagó los platos rotos.
Marcadores idénticos que dejan la eliminatoria abierta, pues basta a los brumosos derrotar 1-0 a los chuchequeros en el Saprissa para clasificar y con idéntico resultado sobrevivirían los campeones en el Cuty Monge, esto por lo que dicta el reglamento.
En caso de empate en puntos y goles, pasan los mejor clasificados en la tabla general y en esta, los inquilinos del Grupo A superan a los del B.
Desde luego que la gran diferencia que marcan los resultados de los juegos de ida es que Brujas ganó como visita y Puntarenas como anfitrión y esto pesa.
Parece, porque no vimos el partido, que los atacantes liberianos, específicamente Alejandro Alpízar se cansaron de perder ocasiones de gol en las narices de Luis Diego Sequeira y a esto debe ponerle cuidado el estratega hechicero en su patio.
El galo Alain Gayhardy no tiene nada que perder y mandará su tropa ofensiva bien armada con Núñez, Alpízar, Díaz y Sunsing y empujada por Tirso Guío en procura de las anotaciones que necesita para revertir el marcador ante unos hechiceros que ya saben que si metieron dos en la pampa, a puro contraataque, en su patio pueden sacar mejores dividendos ante un rival obligado a abrirse por tener los números en contra.
Dificilísima la tarea de Liberia Mía, pero tiene nómina para lograrla; en lo personal nos parece que Brujas no va a soltar el pasaporte a semifinales, después del “bombazo” que pegó en la pampa.
En la otra serie Puntarenas cumplió con la obligación de triunfar en casa; el resultado es raquítico pero le concede a Carlos Restrepo margen de maniobra en Tibás. Para un adicto al orden táctico como el colombiano, tener la oportunidad de preservar una ventaja de un gol, es todo un desafío excitante en estas instancias.
Al frente tendrá a este Cartaginés tan emotivo como su técnico; tan emocional como sus fanáticos; sentimientos que seguiremos analizando mañana.

[email protected]