Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 20 Enero, 2015

Cuatro derrotas como locales.
Esto arrojó la primera fecha del Invierno, cuando cayeron en casa la UCR, el Uruguay de Coronado, Belén y Santos de Guápiles.
Una mala decisión del árbitro central puso en apuros al Saprissa, que finalmente cumplió la faena en su territorio y fue excepción a esta curiosa jornada.
Limón y Carmelita no jugaron.
No deja de ser curiosa tanta derrota como local, lo que no fue nada curioso fueron las victorias de los grandes, dispuestos a marcar el paso desde la madrugada de la competencia. Vencieron Saprissa, Herediano, Cartaginés y Alajuelense, dando a entender que no quieren intrusos para la segunda fase.
Cuando se repasan las formaciones de los diez clubes que jugaron el domingo, resulta demasiado sencillo comparar la desigualdad de las nóminas de los cuatro grandes con el resto. Por ejemplo, el Alajuelense le presenta al Santos una alineación con varios novatos y cuando el juego se le complica, el Machillo vuelve a mirar atrás y se topa que ahí, a sus espaldas, están sentados Jonathan McDonald, Álvaro Sánchez, Porfirio López, Alejandro Aguilar, Alfonso Quesada, Osvaldo Rodríguez y otros. Las opciones para darle vuelta al marcador, como efectivamente lo hicieron son muchas.
En cambio y con todo respeto para los futbolistas, si repasamos las variantes a las que recurrió César Eduardo Méndez en procura de sostener un marcador que le era favorable, no tienen comparación con las de los erizos.
De cambio entraron en Santos, Berny Burke, Edder Solórzano y Youstin Salas, caras nuevas en la máxima categoría sin el peso de las variantes rojinegras.
Igual sucede con el Monstruo, los brumosos y el Team e igual sucede en todas las ligas del planeta, de manera que apenas en la primera jornada, se marcan distancias que hacen imposible ponerle sabor a nuestro campeonato, destinado a 22 jornadas rutinarias, con alguna sorpresilla por aquí o por allá y luego, empezando de cero, la segunda fase, la verdadera, la que cuenta, un corto certamen que puede condenar a tres de los equipos clasificados al infierno, con solo que sumen una pequeña racha de dos malos partidos.
El domingo ganaron Cartaginés, Herediano, Alajuelense y Saprissa. ¡Qué notición!
Pero igual golearon Barcelona, Juventus, Chelsea y Real Madrid, qué carajo, la vida y el fútbol son así: arriba y abajo; chicos y grandes, pobres y ricos y además, se “cabrearon” Cristiano e Irina y Fidel no aparece.
¿Qué más querés?

[email protected]