Logo La República

Viernes, 25 de septiembre de 2020



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 14 diciembre, 2012


De verdad que no hay favoritos.
Herediano y Alajuelense lucen parejitos.
La corona se puede definir por pequeños detalles más tácticos que técnicos o como es costumbre en el fútbol “moderno”, por alguna acción a balón detenido, tan determinante en la actualidad.
Desde que algún estratega decidido a mantener su puesto inventó jugar con solo un delantero, tomaron relevancia en la formación los mediocampistas de llegada y los defensas carrileros.
Tanto en Herediano como en la Liga, son más determinantes para buscar la victoria, Marvin Obando, Mauricio Núñez, José Sánchez, Elías Aguilar y Esteban Ramírez, que Yendrick Ruiz y en la otra acera, el trabajo de José Salvatierra, Christopher Meneses, Allen Guevara, Pablo Gabas y Alvaro Sánchez, para citar solo titulares del pasado domingo, luce más definitorio que lo que pueda cumplir Armando Alonso.
Hace algunos años, cuando se jugaba fútbol de verdad, el peso de equipos como Saprissa, Alajuelense y Herediano recaía en sus líneas de metralla.
Es imposible imaginarse un Saprissa jugando con solo Cuty Monge en ataque y sentados o sin jugar a Rodolfo Herrera, Alvaro Murillo, Saningo Soto y Rubén Jiménez.
Me dan ganas de llorar, como manudo, imaginarme a Juan Ulloa aislado en delantera, sin Walter Pearson, Cuca Herrera, Juan José Gámez y el Gato Bolaños.
Gracias a ese “genio” que inventó jugar con solo un delantero para no perder el puesto y seguir cobrando a base de resultados y en detrimento del espectáculo, es que el domingo en Heredia se quedan sentados Minor Díaz, Enoc Pérez, Ismael Gómez, Diego País, Anderson Andrade, Steven Calderón, Diego Calvo y otros jugadores con características ofensivas, para que el peso del partido recaiga en los famosos “volantes de llegada”.
Como Herediano los tenía mejores que el Saprissa, lució como favorito en la semifinal, pero con la Liga el tema es diferente, porque los manudos también suman talento en esa zona.
Hay calidad en los dos marcos; seguridad en el binomio central de las retaguardias; equilibrio en los volantes de marca (Cubero, Granados, Hernández, Angulo, Valle, Oviedo, Guzmán, García, Davis), de manera tal que toca a carrileros y medios de llegada definir el gallardete o que a Gabas o a Gómez se les ocurra meter un tiro libre, o que Lula, Pablo, Palma y Acosta prendan en la red un tiro de esquina.
Así está la cosa.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES


¡Vive y requetevive; Cartago vive!

Viernes 25 septiembre, 2020

El gol en el desayuno de Andy Reyes, abrió la ruta de la goleada

Las Grandes Ligas están hirviendo

Martes 22 septiembre, 2020

Mookie Betts, pasó de Boston a los Dodgers y calentó a los “Estibadores”







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.