Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano: Guadalupe probó por qué estuvo invicto siete fechas

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 06 febrero, 2018


Guadalupe probó por qué estuvo invicto siete fechas

Se terminaron los invictos en el Clausura con la derrota de Guadalupe ante Alajuelense el pasado viernes. Lleno a reventar en La Catedral, aviso de que a la fanaticada eriza le gusta ir al estadio ese día y por la noche.

Partido dificilísimo para los anfitriones que solo pudieron llegar a los cordeles en una ocasión y por la ruta del penal; tuvieron otras oportunidades aisladas en las piernas de Allen Guevara, Róger Rojas al poste y Luis Sequeira en el cierre, también Jonathan McDonald no concretó el segundo disparo de penal que les sancionaron a los guadalupanos, pero no se crea que la Liga tuvo el juego a su disposición y antojo.

Heiner Segura, estratega guadalupano, paró en la cancha un equipo coordinado, ordenado, bien instalado que sabe a lo que juega, con un planteamiento 5-3-2 que respalda un gran portero como Luis Torres, el defensor central Jason Prendas; en la cintura Miguel Marín y Mauricio Montero, un “diez” que el Herediano le prestó a Guadalupe de inteligente fútbol, Fabrizio Ramírez y en punta un juvenil que se las trae: Óscar Arce.

Guadalupe cayó en el Morera Soto pero les demostró a su rival y a los aficionados, el porqué lucía en condición de invicto. Mañana los guadalupanos reciben a Limón, equipo que sigue sin ganar en el Clausura, pero antes, esta noche, está programado el partido entre Carmelita y la Universidad de Costa Rica, que a larga distancia podría parecer intrascendente pero que repasando la clasificación, es un juego determinante porque el que venza se dispara a los 15puntos en la clasificación, solo uno menos que los tres punteros: Saprissa, Herediano y Alajuelense que contabilizan 16 unidades.

Mañana también se presenta un juego con luces y sombras, cuando se midan el Herediano puntero ante un Cartaginés zambullido en la mediocridad y hay otro duelo que se las trae entre el Deportivo Saprissa y el campeón nacional, Pérez Zeledón.

Muy temprano los tres grandes están buscando espacio en la cuadrangular y solo quieren dejar un campo libre, pero Santos, el monarca PZ, Guadalupe y otros, también buscan clasificarse y todo lo contrario, eliminar a los que hoy comandan la clasificación.

El Clausura corre a 100 kilómetros por hora y está bien apretado en la cima. No hay espacio para relajarse, probar novatos ni presentar alineaciones alternativas. El que pestañea, pierde.