Enviar
Navidad se pone más cara
La factura de San Nicolás parece un poco más larga en estas Navidades en Estados Unidos

Los consumidores de Estados Unidos están gastando más libremente otra vez, y Wal-Mart Stores Inc. y Saks Inc. están entre los minoristas que hasta la fecha han evitado las rebajas que dieron al traste con las ganancias durante la recesión. Las tiendas han mantenido unas existencias limitadas, lo que ha obligado a los clientes a pagar precios completos por regalos populares como juguetes, abrigos y suéteres.
“No veo muchas ofertas especiales”, dijo Jubie Deane, madre de 37 años que pagó el precio completo por un muñeco de un bebé en una tienda Toys “R” Us Inc. en Manhattan el 18 de diciembre. “Pensaba que habría mayores rebajas a estas alturas”.
Wal-Mart, la mayor cadena de tiendas al por menor del mundo, subió los precios de cientos de juguetes y Saks redujo el plazo de ciertas promociones y las ha aplicado a menos marcas que en 2009. Si bien aún podían hallarse rebajas de hasta el 65% en algunas tiendas en Estados Unidos en el último fin de semana de compras antes de la Navidad, otras solo redujeron los precios un 40% como máximo.
Habiéndose negado muchos comerciantes a ser presa del pánico y rebajar los precios, ello puede dar como resultado mayores márgenes de ganancias durante el mayor periodo de compras del año, según Ken Perkins, director general de Retail Metrics Inc.
Este año los minoristas hicieron rebajas temprano y a menudo para atraer clientes ávidos de descuentos, dijo Perkins, cuya firma de estudios mercantiles tiene su sede en Swampscott, en Massachusetts. La diferencia es que una mayor cantidad de las ofertas parecen planeadas, y por tanto rentables, en vez de ideadas para deshacerse de existencias excesivas, dijo.
“Las rebajas parecen ser más estratégicas que urgentes”, dijo Michael McNamara, subdirector general de SpendingPulse, filial de MasterCard Advisors que lleva a cabo estudios mercantiles y tiene su sede en Purchase, Nueva York.
Agrupaciones del sector como la Federación Nacional del Comercio Minorista y el Consejo Internacional de Centros Comerciales han subido sus pronósticos del gasto navideño este mes conforme los clientes, alentados por el mejoramiento de la economía, volvieron a las tiendas.
La confianza del consumidor subió en noviembre al nivel más alto en cinco meses según más estadounidenses, cuyas compras representan el 70% de la actividad económica en Estados Unidos, volvieron a tener fe en que sus perspectivas de empleo e ingresos mejorarían.
El entusiasmo ha engrosado los presupuestos de regalos navideños. El 62% de los adultos esperaba gastar lo mismo o más esta temporada que el año pasado, según un sondeo de la federación de minoristas publicado el 15 de diciembre.
Los comerciantes están aprovechando la disposición de los clientes de gastar más y pagar precios completos por ciertos géneros. Los precios de los juguetes y otros artículos en Wal-Mart este mes tras ponerse fin a las rebajas temporales el 30 de noviembre, dijo en una entrevista Ravi Jariwala, vocero de la cadena de tiendas con oficinas centrales en Bentonville, Arkansas. En temporadas pasadas, Wal-Mart combatió a sus rivales con tales rebajas características.
Victoria Sigmon, de 53 años, andaba buscando regalos para sus diez nietos en Wal-Mart a unos kilómetros de su casa en Dayton, Ohio.
“Uno recorre los pasillos de los juguetes y todo parece costar $20, es como un precio fijo”, dijo. “Wal- Mart tiene un mejor surtido, pero pienso que K-Mart tiene mejores precios”, dijo, refiriéndose a otra cadena de tiendas de descuentos.

Bloomberg
Ver comentarios