Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



GLOBAL


Mundial es oportunidad de oro para Brasil

Redacción La República [email protected] | Lunes 02 mayo, 2011



Mundial es oportunidad de oro para Brasil

La organización del Mundial de fútbol en 2014 y de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 pueden impulsar más la ya pujante economía brasileña y promover el país en el escenario internacional, coincidieron el viernes participantes en el Foro Económico Mundial para América Latina.
"La organización de un evento deportivo de gran dimensión como un Mundial o unos Olímpicos abre inmensas oportunidades económicas, que no se limitan a las tres semanas de disputas, ya que las inversiones y los empleos son a largo plazo", afirmó el viernes el ex primer ministro británico Tony Blair, principal responsable de la candidatura que convirtió a Londres en sede de los Olímpicos de 2012.
"Los dos eventos serán una oportunidad única para mostrar un Brasil en tendencia ascendente desde que garantizó la estabilidad económica y que recibe millonarias inversiones y está sacando de la pobreza a muchas personas", anotó por su parte el secretario de Hacienda del estado de Río de Janeiro, Renato Villela.
Ambos alegaron que el éxito de unos Olímpicos no puede calcularse por la relación costo-beneficio entre las inversiones hechas y los ingresos obtenidos durante el evento.
Tanto Londres, cuyo presupuesto para los Juegos ha duplicado el inicialmente previsto, como Río de Janeiro, han recibido críticas por el alto costo de la organización.
"Claro que vale la pena (organizarlos). Hay Olímpicos que salieron mejor que otros, pero no podemos hacer un análisis de forma limitada. Son una gran oportunidad y por eso los países disputan su organización", aseguró Blair.
Según el ex primer ministro, actual mediador de la ONU para Oriente Medio, el impacto de los eventos es "macizo" y no se limita al deporte ni a los pocos días de competiciones.
Para Blair, un primer impacto económico es la inversión que un país o una ciudad hace en infraestructura y en la construcción de habitación, sistemas de transporte y en empleo.
"Claro que hay que hacer esfuerzos para que esos empleos generados puedan ser convertidos en permanentes", dijo.
Agregó que otro impacto es el uso que se le puede dar a unos Olímpicos como plataforma para atraer negocios e inversiones más allá de los deportivos y citó el caso de Barcelona, que consiguió aprovechar las competiciones de 1992 para emerger como nueva plaza de finanzas y polo turístico.

Rio de Janeiro
EFE