Monólogo en el Azteca
Oribe Peralta (a la izquierda) celebra el tercer gol de su Selección con Miguel Layún, Paúl Aguilar y Raúl Jiménez. Alfredo Estrella-AFP/La República
Enviar

Monólogo en el Azteca

México golea a un inofensivo Nueva Zelanda y abre las puertas de Brasil 2014

201311132242141.a11.jpg
Oribe Peralta (a la izquierda) celebra el tercer gol de su Selección con Miguel Layún, Paúl Aguilar y Raúl Jiménez. Alfredo Estrella-AFP/La República
El México, de Miguel Herrera, por fin encontró un norte, vapuleó 5 a 1 a Nueva Zelanda y la próxima semana irá de paseo a Oceanía para traerse su boleto sellado al Mundial en Brasil 2014.
Si bien, el partido fue cero complicaciones para los mexicanos hay que atribuirles a los hombres del “Piojo” que hicieron su parte y la hicieron bien, y el único obstáculo que encontraron para no terminar destrozando a su rival con un marcador más abultado, fue el excelente arquero Glenn Moss, sin duda uno de los jugadores más activos en este partido.
Raúl Jiménez, Oribe Peralta y Javier Rodríguez tocaron a las puertas del gol, pero Moss asustó mostrándose imbatible, mientras al otro lado de la cancha el arquero mexicano Moisés Muñoz empezaba sus vacaciones forzadas, debido a que los pocos arrebatos ofensivos de los oceánicos eran fácilmente controlados por la defensa mexicana.
Cuando se cumplía el segundo cuarto del partido, la preocupación local era que, si bien había un dominio absoluto de México, el gol no caía, pero entonces llegó la anotación de Paúl Aguilar al 30', aprovechando una confusión defensa portero y abriendo la llave para la goleada. El segundo, antes del descanso, fue de Raúl Jiménez de cabeza poniendo la tranquilidad en el tablero.
Para la complementaria México no quiso complicaciones y Miguel Layún, quien se comió el carril izquierdo atacando y centrando, en solo tres minutos de esta fase le puso a Oribe Peralta el 3 a 0.
El partido entró en una etapa de pasividad azteca e impotencia neozelandesa hasta el 80, cuando de nuevo Layún, pero esta vez a la cabeza, localiza a Peralta y este la hunde en el marco de Moss.
La suerte de los de Oceanía estaba echada; su debilidad estaba plasmada sobre el césped del Azteca e igual que es un equipo con muy pocos argumentos para pretender ir a un Mundial.
Rafa Márquez, quien también tuvo un muy buen partido, cerró la goleada con el quinto gol, mientras que Chris James marcó un 5 a 1, al 85', que sirvió como para adornar el marcador y que la historia diga que los oceánicos de verdad estuvieron.
Por lo visto ayer, la otra semana no podemos esperar más que un partido de trámite. Este juego también dio para pensar, que viendo lo que exhibió Nueva Zelanda, los panameños deben estar jalándose los cabellos por que dejaron ir el Mundial.

Luis Rojas
[email protected]
@La_Republica

 

Ver comentarios