Enviar
Obra se ubica entre las cinco más impresionantes del mundo, de acuerdo con revistas especializadas
Moín albergará marina de gran tamaño

• Proyecto incluye 400 puestos de atraque, hotel de lujo, residencias y condominios
• Inversión estimada es de $180 millones y movimiento de tierra se iniciaría en 15 días

Danny Canales
[email protected]

El Caribe nacional albergará a una de las marinas más grandes del mundo.
Consiste en Isla Moín Marina & Resort, un complejo de $180 millones que permitirá el atraque simultáneo de 400 yates de entre 15 y 76 metros de eslora.
Contará con dos marinas; una de 23 he
ctáreas que se edificará a la orilla del mar y otra en forma circular que se construirá entre la playa y el río Moín.
Ambos atracaderos ofrecerán servicio de abastecimiento de combustible, Internet, electricidad y agua potable.
El plan incluye además un hotel cinco estrellas de lujo, condominios, villas, residencias, un centro comercial y áreas de recreo y entretenimiento.
En total el complejo abarcará 35 hectáreas en la bahía de Moín, en Limón.
La magnitud de la obra es tal que publicaciones internacionales especializadas en la materia la ubican entre las más ambiciosas del orbe.
Por ejemplo, la edición de mayo de la revista Power & Motoryacht apuntala al proyecto costarricense en la selecta lista de los cinco más “monstruosos” del mundo.
Asimismo los periódicos norteamericanos The New York Times y Miami Herald han destacado a Isla Moín Marina & Resort en sus ediciones.
Solo en fuentes de empleo se estima que el desarrollo en el Caribe requerirá unas 5 mil personas, entre directos e indirectos, adelantó Adrián Polini, director del proyecto.
La demanda de personal es tan alta que ya se comenzó con la formación de las personas que contratarán, mediante convenios suscritos con el Instituto Nacional de Aprendizaje y colegios técnicos, informó Polini.
“Vamos a requerir mano de obra especializada en hotelería, alta cocina, capitanes y mecánicos de botes, inglés, servicio al cliente, entre otros”, comentó el director del proyecto.
Isla Moín Marina & Resort se convertiría en el primer atracadero que operaría en el Caribe centroamericano, una región asid
uamente golpeada por fenómenos naturales.
Sin embargo, este no es el caso de Moín, dado que un estudio contratado por los inversionistas de la marina reveló que el sitio donde se ubicará el complejo no ha sido afectado por huracanes en los últimos 130 años, informó Polini.
El director adelantó que la marina en el Caribe busca atraer los 2 millones de yates que hay registrados en Miami y que no viajan a esta parte del continente “porque no hay quien los atienda”.
Aunque todavía requieren algunos permisos, la meta de los socios de Isla Moín Marina & Resort es iniciar los trabajos de movimientos de tierras en unas dos semanas.
De acuerdo con las estimaciones técnicas el plazo de construcción sería de unos dos años, por lo que de no surgir contratiempos se estima que la primera fase del atracadero se inicie operaciones para finales de 2010 o inicios de 2011, a
más tardar.
El plan maestro comprende tres etapas. Se espera que todo el proyecto esté listo en siete años.
En cuanto a los permisos, el complejo ya cuenta con el de impacto ambiental otorgado por la Setena y se está en los trámites para obtener la certificación de viabilidad ambiental.
Además dispone del plan maestro concedido por el Instituto de Vivienda y Urbanismo y está programada para esta semana la visita de campo por parte de técnicos de la Comisión Interinstitucional de Marinas y Atracaderos Turísticos (Cimat), para la aprobación del proyecto.
Una vez que se cuente con todos los permisos en orden se solicitará la concesión ante la Municipalidad de Limón.
Los inversores solicitarán la concesión por 35 años, como lo establece la reforma a la Ley de Marinas recientemente aprobada en primer debate en la Asamblea Legislativa. Hasta ahora solo se extienden permisos por 20 años.

Ver comentarios