Enviar
Gobierno podría asumir el Juan Santamaría si se fracasa en la búsqueda de financiamiento
Ministro Rodrigo Arias sale en defensa del aeropuerto

• Estado tiene $20 millones para la eventual operación del aeródromo
• Futuro de la terminal aérea se conocería en dos semanas

Carlos J. Mora
[email protected]
*Colaboró el periodista Danny Canales

La imposibilidad de obtener recursos externos para realizar las obras de modernización del aeropuerto Juan Santamaría puso a correr a las autoridades del Gobierno, quienes aseguran tener una alternativa.
El plan consistiría en asumir la gestión de la terminal aérea en caso de que fracasen las negociaciones que Karla González, ministra de Obras Públicas y Transportes, desarrolla en Washington.
La funcionaria viajó a Estados Unidos en busca de un acuerdo con los bancos internacionales que le permitan obtener recursos para traspasar el aeropuerto a Houston Airport System Development Corporation (HASDC).
El traspaso fue frenado por la Contraloría debido a la ausencia de financiamiento.
La opción de que el Santamaría sea asumido por el Estado cuenta con el aval de la Organización de Aviación Civil Internacional y la ejecución estaría a cargo del Consejo Técnico de Aviación Civil (CETAC).
En materia económica, el Estado cuenta con $20 millones para hacerle frente a la toma de la terminal.
“Creíamos que la nueva empresa iba a solventar el retraso que durante años ha sufrido el país, y a pesar de que esta es una empresa seria, como Gobierno tenemos una responsabilidad, en cuestión de dos semanas o diez días, tomaremos una decisión”, dijo Rodrigo Arias, ministro de la Presidencia.
Con la resolución de la Contraloría prácticamente se esfuma la posibilidad de que los trabajos de ampliación de la principal terminal aérea del país arranquen en abril, como se había prometido la semana anterior.

Entre tanto, dentro del equipo fiscalizador aún no piensan en el plan B y tienen la esperanza de que las negociaciones fructifiquen.
“Estamos muy positivos de lo que doña Karla esté haciendo en Washington, estamos enfocados en lograr que todo se restablezca lo más pronto posible, estamos muy positivos; respecto al plan B no es
un tema, eso se verá en su momento, pero estamos seguros de que todo saldrá conforme nos lo hemos planteado”, dijo Adolfo Lobo, fiscalizador general del contrato.
En la propuesta presentada a la Contraloría, HASDC se comprometía a realizar una inversión inicial de unos $40 millones —provenientes de sus socios— para reanudar la construcción en el Juan Santamaría, mientras buscaba los $100 millones restantes para financiar los demás compromisos.
La empresa reconoció que no pudo reunir todos los recursos que se requieren para asumir el aeropuerto, luego de que el banco J.P. Morgan echó marcha atrás en el compromiso que había asumido con antelación para financiar el traspaso del aeropuerto y las obras.
“Lo relevante es que se cuente con financiamiento cierto, concreto y efectivo, pues la promesa de lograrlo en algún momento futuro no remedia el incumplimiento imputado al contratista sino que prolonga las dudas acerca de la factibilidad del proyecto, tal y como bien lo estimó la propia Administración a la hora de aprobar la propuesta de remediación planteada por el contratista”, sentenció ayer la Contraloría.


Ver comentarios