Logo La República

Domingo, 21 de abril de 2024



NACIONALES


Fortalecer medicina preventiva, Ebais y clínicas es prioridad

Marta Esquivel: Un país que solo piensa en construir hospitales está totalmente equivocado

En entrevista exclusiva presidenta de la CCSS se refiere a polémica de Cartago

Andrei Siles asiles@larepublica.net | Martes 05 marzo, 2024


emergencia institucional saturación servicios emergencia hospitales pensar construcción más centros médicos no es solución mejorar calidad atención médica asegurados marta esquivel presidenta ccss
Marta Esquivel, presidenta de la Caja, intervendrá los Ebais. Esteban Monge/La República


En medio de la emergencia institucional por la saturación en los servicios de emergencia de hospitales, pensar en la construcción de más centros de este tipo no es la solución para mejorar la calidad de la atención médica de los asegurados, según Marta Esquivel, presidenta de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Lea más: 6 puntos del plan copago de la Caja que deben ser aclarados, según la Defensoría

Un modelo de fortalecimiento de los Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (Ebais), así como las clínicas y la medicina preventiva son prioridad.

A ello, debe sumarse 300 nuevos centros de salud de primer nivel de atención, impulsar el copago y llevar médicos especialistas a las zonas costeras.

¿Cómo ha avanzado el copago para reducir las listas de espera?

La libre elección médica está dispuesta hace más de 80 años en la ley constitutiva de la Caja, y se ha ido utilizando de forma muy primitiva. Queremos tener una reglamentación adecuada, con costos satisfactorios para ambas partes, y, sobre todo, lo principal es que la persona que requiera servicios de salud los reciba en el momento oportuno. El proceso va caminando.

¿Podría pensarse en llegar a modelos como los utilizados en países como Estados Unidos o Colombia, o nuestro sistema va a ser lo suficientemente sólido como para no llegar a esos escenarios?

La prioridad es volver a la institución sumamente eficiente.

Puede darse el caso que, cuando usted llega a un servicio médico, le dicen “tome la aspirina, usted no tiene nada” y resulta que sí tiene, y ahí yo creo que lo lógico y lo razonable es que, si fui porque tenía una apendicitis y no me atendieron, y si voy al sector privado y me atienden, la institución debería pagar ese servicio.

¿Podemos pensar que para el final de esta administración ya el plan se esté ejecutando?

La Junta Directiva de la CCSS tiene un compromiso de que este tema avance este año.

Sé que esta meta tiene muchos detractores, pero debo aclarar que no se trata de privatizar, jamás.

Por otra parte, ¿cómo lograr que los especialistas vayan a las zonas rurales?

A partir de este año estamos iniciando un proceso importantísimo de especialización, pero ya no apostando solo a los residentes, sino yendo a los hospitales como el de Puntarenas.

En este caso, se trata de un reto enorme, porque va a ser un hospital dos o tres veces más grande con muchísimas especialidades, pero sin contar con los especialistas. Es por ello, que vamos a tomar a los médicos que están arraigados en las zonas, que tienen buenas evaluaciones de desempeño, que han demostrado compromiso institucional y se van a capacitar.

¿Qué se hará pare reforzar la labor de los Ebais y las clínicas y así evitar que se saturen los servicios de emergencia?

Creando los Ebais necesarios para dar ese primer nivel de atención, porque yo, por lo menos, creo que un país que solo piensa en construir hospitales está totalmente equivocado.

Necesitamos una población sana y activa. El primero y segundo nivel de atención tienen que trabajar en esa dirección.

Hay muchos temas que hay que modificar, y en 4 años es complejo hacer cambios estructurales, pero sueño con un servicio de atención donde a usted le manden sus exámenes de sangre y los procedimientos que requiera y en una semana usted ya los tenga.

¿Cuál es el mensaje para los cartagineses y limonenses que esperan por un nuevo hospital?

Las decisiones no son mías, son de Junta Directiva.

Lo que sí hemos hecho es denunciar la compra del terreno de Cartago que nos parece es absolutamente irregular, de hecho, hay un proceso penal que está viendo el tema, pero también estoy clarísima que la población de Cartago necesita una solución.

Con Limón, vamos a tener pronto los criterios de priorización que era un requerimiento que nos había hecho la Contraloría.

El Estado es el mayor deudor de la Caja, ¿cuál es el mensaje para el sector privado en esta materia?

Hay que hacer una aclaración.

El Estado como patrono está al día; lo que no está en orden son todas aquellas leyes especiales que se han ido emitiendo para que la Caja, que nació para una actividad específica, vaya creciendo en responsabilidades y competencias cada día más.

Pero mi mensaje para el sector privado es que estamos tratando de cuidar cada uno de los centavos que ellos aportan a la institución y que también tienen que ayudarnos para que la libre elección médica sea una realidad y sus empleados no tengan que pasar años incapacitados, sino que la atención sea lo más pronto posible.

Lea más: Caja promovería adelantar pensión del IVM hasta por 8 años

Ante el escenario ‘retador’ que existe actualmente en el régimen de pensiones, ¿cuáles son las expectativas que deberían tener los futuros pensionados?

Creo que sí hay que hacer cambios, no drásticos, pero sí ajustes.

Esa es parte de la estrategia que tenemos que hacer para que el sistema sea sostenible, porque ya sabemos que la población se va envejeciendo y que, si no hacemos cambios, es lógico que ningún sistema de pensiones puede sobrevivir a un cambio poblacional.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.