¡Maestro Chaplet!
Paul Chaplet domó Diente de Perro para vencer en el LAAC. Enrique Berardi-LAAC/La República
Enviar

201601172138120.recuadro-30.gif
La Romana (República Dominicana).
El Masters de Augusta, el primer Grande de la temporada de golf, ese que el campeón se viste de verde consagrando mitos y leyendas, tendrá este año a un costarricense.
Se trata del joven Paul Chaplet, de 16 años, quien escribió la página más dorada del golf nacional al ganar el Campeonato Latinoamericano Amateur (LAAC), en Dientes de Perro.
Talento, consistencia, serenidad, confianza y experiencia fueron las claves del nacional, quien siempre se mantuvo cerca de la cima sin hacer tanto ruido, pero este domingo cuando jugó sus cartas lo hizo para robarse los elogios.
Para empezar la última ronda cambió de caddie, sus palos los llevó su amigo el también costarricense, Andrés Russi.
Luego vino su estrategia de juego, buscó tiros seguros, no meterse en problemas y ya luego sacó provecho de su buen juego corto.
A cuatro golpes del líder, el argentino Gaston Bertinotti, comenzó el día. Amenazó Paul con birdies en los primeros hoyos, pero no logró concretarlos hasta la bandera tres con un putt largo perfecto.
Así avanzó hasta que llegó a los hoyos siete y ocho. En el primero con otro buen putt se robó un golpe, y en la octava bandera repitió nuevamente con un gran putt, que le valió para ponerse cuatro bajo par (-4).
En ese momento estaba líder en solitario en una tabla que se movía constantemente. Pero seguía la parte más complicada de la cancha.
En el par tres del 13 llegó su primer error del día, su tiro de salida fue muy a la izquierda, dio en los árboles y acabó en la arena. Un bogey fue su precio.
Sin embargo, rápidamente respondió. En el siguiente hoyo, un gran tiro al green terminó muy cerca de la bandera y volvió ponerse arriba en solitario con -4.
Venían los agujeros donde el mar te intimida y el viento te hace dudar. Solo en el 16 estuvo en apuros. Su tiro fue a dar a la arena y cuando la sacó quedó corto. El largo putt no entró.
Con -3 el nacional ahora empataba en el primer sitio con el venezolano Jorge García.
Al green del 18, Chaplet llegó sin conocer la noticia de que García había firmado un bogey en el 17, lo cual lo tenía como líder en solitario.
Estuvo cerca del birdie, pero no llegó a entrar y entonces con -3 golpes le tocó esperar lo que hiciera el venezolano en el último hoyo.
Fue por todas García. Tiros perfectos y quedó a menos de dos metros de la bandera. Si acertaba había desempate, si fallaba el tico era campeón.
Con el hoyo 18 colmado de gente, García tiró y vio cómo la bola rodó y nunca cayó. Se quedó a un golpe.
Chaplet era campeón del LAAC 2016. El Masters de Augusta lo espera en abril. También podrá jugar el Abierto Británico Amateur y el Abierto Estadounidense Amateur.
¡Aplausos, maestro Chaplet!



 

 

Ver comentarios