Lorenzo asfixia a Rossi
Marc Márquez (al frente) y Jorge Lorenzo vivieron una intensa lucha por el triunfo en Australia, al final ganó el primero. Paul Crock-AFP/La República
Enviar

Jorge Lorenzo se niega a dejarle la mesa servida al italiano, Valentino Rossi. Tendrá que sudar mucho el experimentado piloto si quiere volver a celebrar un título mundial.
Por eso el español aprieta todo lo que puede y ahora fue en el Gran Premio de Australia que volvió a decir presente. En este estira y encoje de puntos, son solo ocho unidades las que lo separan de “Il Dottore” a falta de únicamente dos carreras.


En el circuito Phillip Island, Lorenzo le mostró a Rossi que está muy vivo, aunque no ganó, pues ese privilegio se lo llevó Marc Márquez, quien lo fulminó en la última vuelta tras una intensa lucha y vio cómo fue segundo.
Sin embargo, su semblante cambió de un momento a otro, cuando vio el tablero y se dio cuenta de que el italiano Andrea Iannone le daba una mano cuando rayaba a su compatriota en la recta de meta.
“Estaba un pelín decepcionado por no ganar la carrera, la verdad, pero cuando he visto en la pantalla el adelantamiento de Iannone a Rossi, que no sabía dónde estaba, pues me he alegrado muchísimo”, confesó el mallorquín.
A pesar de ser cuarto, Valentino no perdió la sonrisa, se aferra a que todavía tiene unos puntos a favor y ahora tiene que dedicarse a no cometer más errores.
“Jorge ha cogido unos puntos importantes, pero yo tengo que seguir igual, evitar errores como el del sábado y centrarme. Si hubiéramos arrancado más adelante, la carrera habría sido muy diferente”, afirmó Rossi con la mirada ya puesta en Malasia, la próxima parada.
Es una lucha mano a mano entre los dos pilotos de Yamaha, mientas tanto los demás protagonistas intentan ser parte levantando su mano con algún triunfo.
Así lo hizo Márquez para ganar la mejor carrera de la temporada, y por primera vez subir como primero en Australia.


 


Ver comentarios