Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



NACIONALES


Liberación mantiene control del Congreso de forma indirecta

Esteban Arrieta [email protected] | Martes 02 mayo, 2017

Gonzalo Ramírez es el nuevo presidente del Congreso. Cortesía/La República


Aunque la alianza de oposición que estuvo al frente de la Asamblea Legislativa en los últimos dos años se rompió en mil pedazos, el Partido Liberación Nacional (PLN) logró mantener el control del Congreso, aunque de manera indirecta.

Un acuerdo político con Renovación Costarricense, Restauración Nacional y el respaldo de tres de los cinco diputados del PUSC, le permitió a los verdiblancos nombrar al pastor evangélico Gonzalo Ramírez como presidente en Cuesta de Moras. 

Lea más: PUSC se quiebra y votos irán a diferentes candidatos

Ramírez, quien se opone a todo avance de la agenda que favorece a la población diversa, es a su vez esposo de Paula Vargas, vicealcaldesa de San José y mano derecha del liberacionista Johnny Araya.

Por otra parte, el nuevo presidente legislativo es primo hermano de Fernando Zamora, quien es el secretario general de la agrupación verdiblanca

Sin embargo, la elección no fue nada sencilla, ya que Gonzalo fue electo en la tercera ronda de votación, cuando se suponía que él y su adversario Ottón Solís del PAC, estaban empatados con 24 votos cada uno.

Pero al llegar el momento decisivo, dos legisladores -probablemente del Movimiento Libertario- prefirieron romper el empate, ante la posibilidad de que un reconocido estatista como Solís se quedara con la presidencia legislativa. 

Lea más: Ramírez: "Ni al PLN, ni al PUSC, les sirve que Ottón esté al frente del Congreso"

Durante la maratónica jornada legislativa, la votación tuvo como telón de fondo en todo momento las posturas conservadoras de Ramírez en cuanto al ideal de la familia y la negativa a las parejas diversas, frente al deseo de Solís de recortar los pluses salariales de los trabajadores del sector público.

Esto hizo que diputados del Movimiento Libertario, el Frente Amplio, el PUSC y otros, tuvieran que enfrentar una disyuntiva a la hora de elegir.

Al margen de eso, es poco probable que la elección de Ramírez marque un cambio radical en lo que venía haciendo Antonio Álvarez, quien ayer dejó su curul de una vez por todas para dedicarse a tiempo completo a su candidatura presidencial.

La designación de Gonzalo podría significar eso si, un punto débil para el candidato Antonio Álvarez, quien se ha querido presentar ante el electorado como un abanderado a favor de la lucha de las parejas del mismo sexo y el empoderamiento de la mujer.

En ese sentido, Álvarez negó ayer que el nombramiento del diputado evangélico como presidente del Congreso, cambie en algo su compromiso en materia de derechos humanos.

Al cierre de la jornada, los diputados tuvieron un diferendo por el nombramiento de Silvia Sánchez como vicepresidenta del Congreso, ya que la legisladora no cumple con el requisito de edad para ocupar el cargo, por lo que varios legisladores reclamaron que se nombrara automáticamente a Natalia Díaz del Movimiento LIbertario, pero como no fue aceptado por el otro bloque, la sesión del plenario se rompió abruptamente a eso de las 10:00 p.m.


NOTAS RELACIONADAS