Enviar
Dominio de un segunda idioma es una herramienta casi indispensable en prácticamente todas las profesiones
Las cinco carreras más buscadas
Contadores, ingenieros en redes, médicos, peritos tienen buenas oportunidades laborales
En contraparte, los arquitectos e ingenieros agrónomos tienen dificultad para encontrar empleo

El boom que experimentarán algunos sectores productivos específicos para el otro año varía el panorama de los profesionales más perseguidos por las empresas.
La expectativa que conlleva la apertura del sector de telecomunicaciones prevé un auge para los ingenieros y técnicos especializados en programación y redes; debido a que a su cargo estará el dinamismo de la industria que verá luz el año próximo.
Igual sucede con quienes tienen conocimientos en administración de empresas y buen dominio del inglés.
El crecimiento del sector servicios y el posicionamiento del país como sede de firmas que llevan los procesos de contaduría y controles financieros para empresas, abren una lucha por estos profesionales, siendo de hecho los más buscados a criterio de Priscilla Jiménez, gerente del grupo Preselección.
Los médicos, cirujanos y especialistas en salud como nutricionistas y terapeutas físicos conservan el perfil alto, en gran medida porque a pesar de la crisis, siempre el sector se mantiene en auge al ser una necesidad básica. Las inversiones de farmacéuticas y centros hospitalarios auguran lucha por personal para el año próximo.
La demanda de asesoría en inversiones creció a raíz de la crisis, y por ello que los peritos aumentaron su plusvalía.
En el resto del mercado laboral se visualiza poco crecimiento en la demanda de personal; o al menos, no lo harán con la misma fuerza que en los ya mencionados debido al temor post-crisis.
“Las empresas de manufactura, por ejemplo, detuvieron las contrataciones inclusive al punto de reorganizarse de manera que, si se van personas, puedan evaluar el tema de las recontrataciones”, dijo Juan Carlos Rodríguez, gerente de Tecoloco.com.
Por otro lado, hay segmentos tradicionales con exceso de profesionales: ciencias sociales, derecho y psicólogos. Esta tendencia ha sido una constante, y si bien las empresas no han tenido mayores cambios, lo cierto es que el ritmo de graduados supera en mucho la capacidad que tiene el mercado para absorberlos.
“Como ya es conocido las carreras de ciencias sociales son las más pobladas y existe mucho talento en el mercado con estos conocimientos, por tanto es más grande la competencia para conseguir una posición, muchas vacantes hoy exigen el dominio de un segundo idioma y esto complica la situación para las personas que aún no lo tienen”, dijo Alicia del Río, gerente de Manpower para el país.
El consejo ante tal situación es mejorar las cualidades por ofrecer, y antes de una maestría o especialización, contemplar la posibilidad de un curso de inglés en caso de que no se domine el idioma.
“En cualquier campo, alto o bajo, el idioma puede marcar la diferencia en cuanto a la aceptación de un candidato. Incluso, quienes cursan su carrera técnica o universitaria pueden llevar paralelamente un segundo y hasta tercer idioma”, aconsejó Damaris Sánchez, directora regional de advisory services de PricewaterhouseCoopers.
En términos macroeconómicos, la economía requiere crecer al menos un 3,5% para absorber la nueva demanda de puestos de trabajo.
La estimación del Banco Central para el próximo año es un crecimiento de tan solo un 2,5%, la cual sería solo suficiente para absorber a las personas que cumplen edad para ingresar en el campo laboral.
Esto quiere decir que en gran medida, los despidos y recortes de planilla habrían terminado, pero las contrataciones no tendrán el ritmo de 2007, por ejemplo.
“Yo no espero pérdidas de empleo, sino dificultades para que las empresas absorban a los nuevos demandantes, que fue en síntesis lo que ocurrió este año. Las cifras del censo de hogares demostró que tuvimos una disminución en la gente ocupada de alrededor de 2 mil personas, pero un adicional de 62 mil buscando trabajo”, explicó Félix Delgado, economista de Cefsa.
Ante tal escenario, se espera cierta estabilidad en el 7,8% de desempleo que se tiene en la actualidad; cifra que podría variar un punto para arriba o para abajo según la evolución que tenga la economía.
Aunque se hable de recuperación y retorne el dinamismo en los sectores productivos, el efecto que eso tiene en el empleo se ve con cierto rezago, consideró Roxanna Morales, economista del Observatorio de la Coyuntura de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional.
La versión macro analizada por los economistas es compartida por los reclutadores, quienes ven algunas potencialidades para crecer, especialmente donde el TLC rompió monopolios.
A pesar de ello, pareciera que el tema de salarios no ha sido afectado, por cuanto las empresas sí están haciendo esfuerzos por retener talento, dijo Sánchez.
Incluso, el personal altamente capacitado está aceptando empleos por una paga menor, como explicó José Salom, propietario del restaurante Le Chateau 1525.
En su caso, ha podido contratar chefs provenientes de hoteles de cinco estrellas, que vinieron a San José porque no hay empleo en Guanacaste. Igual les sucede a abogados y arquitectos, que entre muchos otros probaron suerte en las costas debido al boom que experimentaron.
Por eso los mejores pronósticos apuntan a telecomunicaciones, seguros y a la expectativa de inversión extranjera directa que pudiera llegar al sector farmacéutico o de salud.





Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios