Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


La recesión alcanza a empresas de EE.UU.

| Martes 04 diciembre, 2007



La recesión alcanza a empresas de EE.UU.

Washington -- Los beneficios empresariales en Estados Unidos se encuentran en recesión, y el conjunto de la economía podría estar acercándose a condiciones similares.
La desaceleración de las ventas y el aumento del coste de la energía y de la mano de obra están obligando a las empresas, desde Bear Stearns Cos. a Pitney Bowes Inc., a reducir los gastos y la contratación de empleados. Sus esfuerzos para proteger los beneficios de su deterioro elevan aún más el riesgo de que la economía, ya debilitada por la mayor caída de la vivienda desde 1991, se contraiga en algún momento del próximo año.
“La recesión en los beneficios ya ha llegado”, dice David Rosenberg, economista para América del Norte en Merrill Lynch & Co., en Nueva York. “Veremos una recesión económica en 2008”.
Los beneficios empresariales, según el Departamento de Comercio, se redujeron en $19.300 millones a tasa anual en el tercer trimestre con respecto al segundo, cuando las ganancias nacionales cayeron en $41.200 millones. El lastre de la caída de las ventas en Estados Unidos y las cuantiosas provisiones han deslucido los fuertes beneficios generados en el exterior, inducidos por la debilidad del dólar. El cuarto trimestre podría incluso ser peor.
“En el tercer trimestre, el ciclo cambió, y a peor”, dice Joseph Quinlan, estratega jefe de mercados para Bank of America Corp. “La contracción de los beneficios nacionales está en sus etapas previas y será lo bastante severa como para sepultar los fuertes beneficios del exterior”.
Caterpillar Inc., el mayor fabricante de palas mecánicas y excavadoras, conmocionó a los inversores en octubre cuando dijo que esperaba que la economía “rozara, o incluso entrara en una recesión” en 2008. También entonces, Ford Motor Co., la segunda compañía automovilística de Estados Unidos, era todavía “optimista”, dijo su responsable ejecutivo Alan Mulally el pasado 15 de octubre. “Hay aún muchos motivos para ser positivo”.
Poco más de un mes más tarde, el 19 de noviembre, en una entrevista, la economista jefe de Ford, Ellen Hughes-Cromwick, dijo que la economía estaba en “un territorio algo peligroso” aunque probablemente se rozaría, sin entrar, una recesión.
Los beneficios de las empresas del índice Standard & Poor's 500 bajaron casi un 25% en cotización durante el tercer trimestre, la mayor caída interanual en casi cinco años. David Wyss, el economista jefe de S&P, espera que sus beneficios caigan hasta el 30% en el cuarto trimestre porque las empresas harán más provisiones por el deterioro de inversiones. Excluyendo estos extraordinarios, los beneficios operativos también podrían caer, dice.
El consenso de estimaciones compiladas por Bloomberg indica que los beneficios operativos del S&P 500 podrían subir solo el 1,1% en el actual trimestre.
Ello representa una caída desde el aumento del 8,8% previsto por los analistas hace un mes. Los beneficios operativos bajaron un 2,5% en el tercer trimestre, la primera caída en más de cinco años.