Logo La República

Viernes, 18 de septiembre de 2020



FORO DE LECTORES


La gente pide gobernar con responsabilidad

Jonathan Prendas [email protected] | Lunes 24 agosto, 2020

prendas

El gobierno del PAC no descansa en su afán de hacer historia. Nos está dejando a todos un desempleo histórico, pobreza histórica, históricos cierres de comercios, corrupción histórica y hasta un espionaje histórico. La economía va de pique no solo por el Covid-19, sino porque el Ejecutivo nunca entendió cómo llevar la teoría a la práctica ni le interesó llevarle bienestar a los costarricenses.

A nosotros en Nueva República nos preocupa sobremanera la forma en que la administración Alvarado no reconoce sus errores y, al contrario, rehúye la rendición de cuentas. Una prueba de ello es el pronunciamiento de la Contraloría General de la República (CGR), en el que declara que Hacienda no ofreció información adecuada sobre el destino de los fondos del préstamo otorgado por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

La CGR determinó que los reportes oficiales no fueron claros ni fiables y que carecieron de un “informe detallado y documentado sobre los recursos ejecutados ” de ese crédito, que ascienden a $500 millones.

La preocupación sobre el rumbo del pais no es solo de la verdadera oposición política, como la que representa Nueva República. La encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la UCR demostró que para el 58% de los costarricenses la dirección que lleva el país es negativa. Cada vez más, la gente pide mayor responsabilidad para gobernar; es un clamor popular.

Lo hemos indicado en numerosas ocasiones, y en días recientes dos investigaciones de opinión mostraron que los costarricenses están alarmados por la situación de la economía, el desempleo y la falta de una política de reactivación.

De acuerdo con un estudio realizado por la empresa Índice, a la mayoría de la gente le preocupa mucho más la crisis económica y la falta de trabajo que la salud. Datos similares arroja la UCR, cuya encuesta señala que la mitad de la población ha sentido en su propia familia el impacto del aumento del desempleo: un 53% dice haber perdido el empleo o tener un familiar que lo perdió.

Esta es una clara señal de que la gente lo que quiere es trabajar y producir, y eso sí se puede lograr siguiendo protocolos de salud. Es obligacion del gobierno crear las condiciones para que la empresa privada se fortalezca y genere trabajo, para traer confianza a los mercados, porque de lo contrario los agudos problemas que padece el país se convertirán en crónicos. Los costarricenses ya no aguantan más.

El gobierno tiene que despertar, porque ya la pandemia no le sirve más de escudo a sus incapacidades. Es más que evidente el desplome de la percepción popular favorable, que cayó a 30%; las calificaciones negativas crecieron hasta un 46% en agosto y ese deterioro en la calificación no distingue sexo, edad, nivel educativo o provincia, es total.

Aún hay tiempo para dar un golpe de timón; el margen es pequeño, pero permite hacer los ajustes necesarios. La apertura de la economía, el control del gasto, el apoyo a las pymes son más indispensables ahora. Nadie quiere llegar al bicentenario con un país en ruinas.

Jonathan Prendas

Diputado

Nueva República








© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.