Enviar
Jugar: bueno para la salud

En tiempos de “encierro” involuntario por falta de seguridad, sus hijos se están privando de jugar al aire libre; estudios revelan las consecuencias

Melissa González
[email protected]  

La importancia del juego se está estudiando ante la tendencia de recurrir a actividades más sedentarias como ver televisión o los videojuegos.
Una carta creada por 270 expertos, enviada al periódico británico The Daily Telegraph, revela la preocupación de cómo la vida moderna y la ansiedad de los padres está privando a los niños de jugar al aire libre.
“El aumento del tráfico y el miedo a que entren en contacto con desconocidos están perjudicando el desarrollo a largo plazo de los niños, porque no se les deja salir”, indica la carta.
A principio de año, la empresa Unilever, por medio de su marca Xedex, realizó un estudio sobre el tema denominado “Dando a nuestros hijos su derecho a ser niños”.
La investigación se realizó en diez países y contó con el apoyo de dos especialistas en desarrollo infantil, Jerome y Dorothy Singer, de la Universidad de Yale.
En el estudio se indica que el aprendizaje experimental “implica que los niños aprenden experimentando, creando, relacionando e interactuando a través de sus sentidos con el mundo que los rodea”, un proceso natural con una mínima guía de los adultos, pero que ocurre en actividades como contacto al aire libre, deportes sin estructura, actuación dramática o juego.
Entre los resultados, se revela que aunque las madres reconocen los beneficios sociales, emocionales y físicos del aprendizaje experimental, existen preocupaciones que las limitan a fomentarlo, como la seguridad, mencionado anteriormente, y la falta de tiempo.
Este estudio se une a otra encuesta realizada por la misma empresa pero a nivel centroamericano, denominada “Hábitos de juego entre padres e hijos”.
Específicamente en el caso de nuestro país, la encuesta da como resultado que ocho de cada diez madres creen que el juego es importante.
Con estas iniciativas, la marca Xedex está llevando a cabo una campaña que impulsa el juego llamada “Porque ensuciarse hace bien”.
“Uno de los principios de Unilever es aportar vitalidad a los consumidores y nos hemos dado cuenta de que se están olvidando varios valores que se aprenden jugando”, expresó Daniel Guillén, representante regional de Marca de Xedex, “como el respeto, el liderazgo, además a relacionarse y asumir la derrota”.
Como parte de las conclusiones, los niños y niñas que juegan más, tienden a ser más creativos, ingeniosos, flexibles, habilidosos y tienen más imaginación.


Estadísticas juguetonas

1. El 75% de las madres desea que su hijo tenga más oportunidades de interactuar con otros niños.
2. Un 65% de las entrevistadas se preocupa porque la generación de sus hijos no aprenderá por completo a establecer relaciones.
3. En Costa Rica el 70% de las madres considera que es la escuela la encargada de fomentar el juego.
4. El 97% piensa que la práctica de deportes estructurados como el fútbol es tarea de los padres.
5. Los niños costarricenses, al ser consultados sobre su compañero de juego preferido, solo un 11% señala a sus padres.
6. En Costa Rica un 38% de los infantes prefiere hacer deportes o jugar al aire libre; un 37% prefiere ver televisión.

Fuente: Unilever


Ventajas de juegos activos

• El juego es una experiencia de aprendizaje sobre ellos mismos, sus familias y el entorno.
• Los prepara para situaciones adultas. Se preparan para deberes y responsabilidades.
• Ayuda a establecer relación armoniosa con los demás niños, así como liderazgo. Facilita el desarrollo social emocional.
• Descargan la energía física.

Fuente: Psicóloga Maria Esther Flores
Ver comentarios