Enviar
Empresa estatal desde principios de mes redobla esfuerzos para expandir operaciones
INS con vía libre para competir en el exterior
Panamá y Nicaragua serían los primeros destinos de la región

El Instituto Nacional de Seguros (INS) dentro de poco tiempo podrá cruzar las fronteras y ampliar sus operaciones en el resto del mundo.
Luego de varios yerros en el camino y más de dos años de atraso, en cuestión de días la aseguradora estatal recibirá luz verde para hacer maletas y radicar en cualquier parte del mundo.
Solo falta que la Ley Reguladora del Contrato de Seguros que el pasado 2 de junio recibió el aval en segundo debate por parte de los diputados, sea publicada en La Gaceta, para legalmente tener la potestad de competir en el exterior, lo cual ocurriría en los próximos días.
La nueva legislación faculta a las aseguradoras que operan en el mercado nacional a colocar, por sí mismas o mediante una subsidiaria, contratos de seguros fuera del país, despejando así las dudas sobre la legalidad con que cuenta el INS para sobrepasar las fronteras.
De momento, desde principios de mes, cuando los diputados le dieron el visto bueno a dicha ley, Guillermo Constenla, presidente ejecutivo de la entidad giró órdenes para retomar los planes de internacionalización que habían estado varados por años.
La intención es instalarse en el resto de la región centroamericana, inicialmente en Panamá y Nicaragua. Aunque no descartan poner su mirada en otra parte del mundo, si las condiciones para ello se dan.
“Panamá es un mercado muy atractivo, es mucho más grande que el de Costa Rica. Queremos instalarnos ahí y estamos realizando las gestiones. Pero podría ser que primero se nos dé en otro país de la región, uno nunca sabe. A mí me gustaría dentro de un año poder anunciar que ya estamos operando en otra nación”, aseveró Constenla.
Desde mediados de 2008, cuando la Sala Constitucional falló que el INS sí podía vender seguros en el exterior, el gigante asegurador arrancó con sus planes de expansión. Sin embargo, tuvieron que suspenderse hasta principios de junio.
En primera instancia, la Contraloría General de la República se trajo abajo los planes al considerar que el Instituto no tenía los fundamentos legales para adquirir otras empresas en el exterior.
Posteriormente, la Superintendencia General de Seguros revalidó tal decisión e informó que el INS por tratarse de una empresa estatal, debe limitarse a comercializar sus productos solo en el país.
Una vez superados estos escollos, las intenciones de la internacionalización vuelven a cobrar fuerzas. Para tales planes, en su momento, Constenla había anunciado que contaban con al menos $80 millones.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios