Enviar
Industriales brasileños critican al Gobierno

Sao Paulo
EFE

La Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP), la mayor patronal brasileña, criticó ayer en su balance anual la “timidez” con la que el Gobierno afronta la crisis, pero expresó su confianza y optimismo para una recuperación económica en 2009, a pesar de prever un inicio de año crítico.
Paulo Skaf, presidente del gremio empresarial, señaló este lunes a periodistas que el 36 por ciento de 1.235 empresas afiliadas tienen confianza en la recuperación económica mundial tras la severa crisis financiera internacional que sacudió a los mercados en la recta final de 2008.
Skaf criticó la “demora” del Gobierno brasileño para tomar medidas ante la crisis.
“Las medidas fueron tomadas en octubre, cuando la bomba ya había estallado. Se podrían haber tomado medidas hace más tiempo”, apuntó.
El empresario propone la creación de un mecanismo de defensa para importaciones, en particular de “una invasión de productos chinos”, y flexibilización para el pago de impuestos.
La medida tomada en carácter de emergencia por el Banco Central (BC), que dejó de cobrar la tarifa de los bancos para que ellos estimulen el crédito, “debería ser repasada directamente a las empresas”, propuso Skaf.
La FIESP prevé que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2009 deberá estar entre el 2,0 y el 3,0 por ciento y el superávit comercial, que fue de $20 mil millones en 2008, deberá también tener una reducción.
“Nosotros vamos a sentir nostalgia de 2008 en 2009. Eso lo puedo afirmar”, aseveró.
Ver comentarios