Impuesto a la gasolina llega a porcentaje más alto de la historia
Enviar

La más reciente rebaja de los combustibles será recordada no solo por ser una de las más fuertes que se hayan vivido, sino por otra cuestión hasta ahora no mencionada.
La proporción del impuesto sobre el precio que paga el consumidor superó el 50%, lo que significa el porcentaje más alto de la historia.
Por cada litro de gasolina súper, valorado en ¢445, unos ¢244 van al bolsillo de Hacienda, a modo de gravamen.
Para el combustible regular, la situación es la misma, puesto que de los ¢424 que vale el litro, ¢233 se los queda el recaudador de impuestos.
Para el diesel el impuesto alcanza un 40% del precio, el segundo más alto histórico.
Si se está preguntando por qué el combustible baja de precio y el impuesto sigue el camino contrario, hay que aclarar que el gravamen es un monto fijo que se actualiza de acuerdo con la inflación y no con el precio internacional.



Ver comentarios