“Hay que despolitizar el debate en la construcción”
“Ni el ICE, ni el MOPT deben construir obra pública en el país, porque han demostrado ser poco eficientes”, dijo Elías Soley, vicepresidente de AmCham. Esteban Monge/La República
Enviar

Costa Rica no puede darse el lujo de perder cuatro años sin tomar decisiones en cuanto al desarrollo de obra pública, ni mucho menos satanizar un modelo de construcción, mantenimiento y operación, como es la concesión de obra pública, aseveró Elías Soley, vicepresidente de AmCham.

A seis meses de las elecciones nacionales, el líder del sector productivo hace un llamado a los candidatos presidenciales para que “despoliticen” el debate, ya que un error o una postura ideologizada tendrían graves consecuencias en términos de competitividad para Costa Rica en el futuro inmediato. 

La experiencia vivida con el finiquito del contrato con la empresa brasileña OAS para la ruta a San Ramón en 2014, el atraso actual en la construcción de esa vía y el costo similar —o más caro— en el pago de peajes que se proyecta para la obra, deberían servir de experiencia de una vez por todas, agregó Soley.

¿Por qué es necesario que Costa Rica no renuncie al modelo de concesiones?
Lo primero es que debemos entender la realidad del Estado costarricense, en donde hay una falta de recursos económicos que atenta contra el desarrollo de infraestructura. Bajo esa premisa, tenemos que ser creativos a la hora de buscar otros sectores que puedan asumir el riesgo financiero.
Por otra parte, hay que señalar que el Gobierno no es eficiente en esta área, sin importar si es una institución descentralizada o un ministerio.
Actualmente, tenemos un problema clarísimo de gestión, el cual se refleja en el atraso y encarecimiento de las obras, mientras que con una alianza público privada, el Estado asume un rol pasivo y traslada la responsabilidad financiera, mantenimiento y gasto por atrasos a la empresa privada. 

En materia de infraestructura el gobierno del PAC se ha opuesto a impulsar nuevas concesiones, ¿cree que el país perdió cuatro años en esta área simplemente por una visión ideológica?
Al principio de este gobierno estábamos muy preocupados porque el señor Presidente dijo en campaña que él no creía en el modelo de concesión; no obstante, cuando asumió el cargo no cambió ninguno de los contratos ya firmados, por lo que les dio seguridad jurídica a los inversionistas y eso fue muy positivo.
Sin embargo, tampoco podemos dejar de señalar que en esta administración se vieron vestigios de ese sesgo, ya que no se aprobaron nuevas concesiones y por ende, sí se perdieron cuatro años en el desarrollo de infraestructura que pudimos haber aprovechado para mejorar la competitividad de Costa Rica.

¿Qué enseñanzas nos deja la fallida concesión de la vía a San Ramón y su posterior plan de desarrollo a través de un fideicomiso, si se considera que el costo de los peajes será igual o mayor al que prometió OAS en 2014 antes de ser echada del país?
Está claro que la política no debería influir en las decisiones técnicas porque eso tiene un alto costo para Costa Rica.
Recordemos que rescindir el contrato con OAS, fue una decisión política, producto de la presión de sectores que sin conocer el tema profundamente, hicieron una presión fuerte a nivel político y público, lo que hizo que el Poder Ejecutivo tomara una decisión errada.
Desde todo punto de vista el haber finiquitado el contrato con la concesionaria fue un mal negocio para Costa Rica, pagamos una indemnización muy alta, hoy día no tenemos la obra lista y por si fuera poco, ahora nos puede costar más cara.
Los costarricenses tienen que acabar con el mito de que las carreteras son gratis, ya que siempre las pagamos de una u otra forma, ya sea a través de peajes, multas o un impuesto.

¿Qué le diría a Carlos Alvarado, candidato del PAC, tomando en consideración que el partido que él representa tiene una posición histórica en contra de este modelo de desarrollo?
No solo a Carlos, sino a todos los aspirantes presidenciales, les diría que se informen sobre este tema, que despoliticen el debate público, ya que no podemos ser injustos con el electorado, solo por ganar unos cuantos votos de la gente desinformada.
En 2007 Costa Rica estuvo cerca de cerrar su libre comercio a Estados Unidos y hoy día con Donald Trump a la cabeza, el sector exportador estaría desarmado.
Hay que ser responsables con nuestras posturas.
En estos momentos, Costa Rica es un país que puede atraer inversión extranjera y no podemos perder esa oportunidad.

Es un hecho que la competitividad del país se ve afectada por el rezago en infraestructura, pero ¿qué tan grave es el daño?
No solo se afecta el clima de negocios, sino que también se está dañando la calidad de vida de los costarricenses, que hoy día pasan hasta cuatro horas en el carro, o en buses, para ir o venir diariamente al trabajo.

Desde su perspectiva, ¿cuál es la obra de infraestructura que más le urge a Costa Rica?
Tenemos que buscar alguna alternativa para la congestión vial en San José, lo cual se podría arreglar por medio un tren eléctrico.
Asimismo, hay que garantizar el acceso al megapuerto de APM Terminals, para que el sector exportador sea competitivo.

En cuanto a la ruta 27, ¿cree necesario ampliarla bajo el modelo de concesión de obra pública?
La ruta 27 es muy importante que se amplíe y ojalá lo haga la administración y no se espere más.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Líder empresarial
Elías Soley tiene una amplia experiencia como asesor de empresas extranjeras en las áreas de telecomunicaciones, energía, hidrocarburos y obras públicas, entre otras.

Nombre Elías Soley
Cargo Vicepresidente AmCham
Profesión Abogado con especialidad en derecho corporativo, contratación administrativa y asesoría en inversión extranjera
Experiencia Asesor de varias empresas ubicadas en zonas francas en el área de telecomunicaciones, energía, hidrocarburos y obras públicas
Fuente AmCham

 

Ver comentarios