Enviar
Ayer remitió propuesta a la Contraloría para su refrendo
Gobierno aprobó traspaso del aeropuerto

• Bancos aportarían hasta $120 millones a nuevo operador del Juan Santamaría
• Obras se reanudarían en diciembre y concluirían un año después

Danny Canales
[email protected]

El plan para otorgarle la ampliación y operación del Juan Santamaría a la compañía que administra los aeropuertos de Houston recibió el aval del gobierno.
La última palabra la tendrá la Contraloría General de la República, la cual deberá resolver —a partir del martes entrante— la suerte del proyecto en un plazo de entre diez y 25 días.
De ser aprobada la propuesta, el nuevo operador reanudaría los trabajos en diciembre y deberá entregar el primer paquete de obras un año después.
El traspaso del proyecto aeroportuario a un tercero fue la solución que tomó Alterra, actual operador del Juan Santamaría, para evitar la conclusión anticipada del contrato.
Bechtel y AGI, los dos principales socios de Alterra acordaron vender el 95% de sus acciones a la firma Houston Airport System Development Corporation (HASDC).
Esa cesión de acciones fue lo que
avaló el Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac) el jueves, y el viernes a las 2 p.m. lo presentó ante la Contraloría para su aprobación.
La idoneidad que demostró HASDC y la confirmación que lo óptimo era dar el proyecto a esa empresa en vez de asumirlo el Esta
do, fueron dos elementos que pesaron en la decisión.
Así lo informó Viviana Martín, presidenta del Cetac, en una rueda de prensa ofrecida una hora después de presentar el acuerdo ante la Contraloría.
Entre los compromisos asumidos por HASDC en el arreglo está aportar hasta $160 millones. De ese monto el grupo JP Morgan de Nueva York le ofreció $100 millones.
Adicionalmente el Banco Centroamericano de Integración Económica ofreció $20 millones y los socios del nuevo operador aportarán otros $40 millones.
A cambio, el Cetac avaló ampliar el plazo de contrato por cinco años, con la justificación de que solo así se garantizaría llevar el proyecto al valor original de $338 millones.
El contrato original establecía que el operador recuperaba la inversión en 20 años, es decir hasta 2021. De ser aprobada la modificación se extendería hasta 2026.
HASDC además asumirá el pago de las multas que dejó pendiente Alterra, que según la estimación realizada por el Cetac, fueron por $9,989 millones
“Quiero dejar claro que no existen multas cobradas en exceso ni tampoco cobros que se dejaran de hacer”, garantizó la presidenta del Cetac.
La funcionaria destacó además que se eximió de responsabilidad a Alterra en algunos de los atrasos registrados, pues, según dijo, se comprobó que también hubo culpa del Estado.
Entre los trabajos que se compromete a realizar HASDC en el primer año de operaciones están tres salas de abordaje, 24 puestos de migración, una amplia área comercial y la renovación de la capa asfáltica en las rampas.
En total, las nuevas obras aportarán 9 mil metros cuadrados más de espacio a la terminal aérea, con lo que crecerá hasta los 15 mil m2.

La propuesta en estudio de la Contraloría resuelve además el eterno pleito que ha enfrentado al Cetac con Coopesa por el espacio que ocupa el taller dentro del aeropuerto.
En ese sentido, se acordó indemnizar al taller para que traslade sus instalaciones. Igualmente deberá removerse el plantel de la Refinadora Costarricense de Petróleo.
El cambio de lugar de ambas estructuras responde a que las siguientes etapas del proyecto comprenden obras en el sitio donde están ubicadas.
Precisamente HASDC deberá entregarle al gobierno la reprogramación del cronograma de obras de las etapas dos y tres en un lapso de ocho meses.
El gobierno dio un ultimátum a Alterra para que resolviera los líos que le impedían concluir la ampliación del aeropuerto, de lo co
ntrario daba por terminado el contrato.
Como salida los accionistas de la empresa aplicaron una de las cláusulas que les permitía vender su participación a otra firma para que concluyera el proyecto.
HASDC fue la empresa que llenó las expectativas de Alterra, de una lista de seis compañías que se interesaron en el proyecto.
La firma de Houston está integrada por la estadounidense Houston Airport Systems (HAS), la constructora brasileña Andrade y Gutierrez Concesiones y ADC Management de Canadá.
La empresa aeroportuaria tiene a su cargo la operación de los tres principales aeropuertos de Houston y el aeropuerto de Quito, Ecuador.

Ver comentarios