Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


GM y sindicato pactan nuevo contrato

| Jueves 27 septiembre, 2007



GM y sindicato pactan nuevo contrato

Southfield, Michigan -- General Motors Corp. llegó a un histórico acuerdo contractual con el sindicato United Auto Workers que pone fin a una huelga de dos días y promete retirar de los libros de la empresa obligaciones futuras por $50 mil millones en cuanto al cuidado de la salud de su personal jubilado.
El acuerdo de cuatro años puede transformar el panorama de la competencia en la industria automovilística de Estados Unidos, al permitir que el fabricante de Detroit trabaje con una estructura de costos más parecida a la de sus rivales japoneses. De aprobar el trato los trabajadores de GM, Ford Motor Co. y Chrysler LLC pedirán similares acuerdos de reducción de costos al UAW. GM subió 7,8% en las operaciones tempranas.
“Es una gran noticia para General Motors y sus empleados, y pienso que afianzará la posición de General Motors de retener intereses de gran escala en los Estados Unidos”, dijo en una entrevista Howard Wheeldon, estratega primero de BGC Partners LP en Londres. “Es un ejemplo concreto de lo que tiene que suceder en la industria automovilística de Estados Unidos”.
El fondo sindical de cuidado de la salud de los jubilados era uno de los objetivos principales del máximo responsable Rick Wagoner en las negociaciones, parte de su plan para que la empresa se recupere de las pérdidas de $12.400 millones que tuvo en 2005 y 2006 y reduzca una diferencia de entre $25 y $30 por hora en el costo de la mano de obra con Toyota Motor Corp. En virtud de la fortaleza de sus ventas en Estados Unidos, Toyota puede sobrepasar a GM y llegar a ser el mayor fabricante de automotores del mundo este año.
Ron Gettelfinger, presidente del UAW, dijo que a cambio obtuvo promesas “excepcionales” de seguridad de empleo para los trabajadores de GM en Estados Unidos. Dijo a los periodistas ayer que el acuerdo le parece “muy bueno” y que pedirá la aprobación de sus afiliados en una asamblea este fin de semana.
El acuerdo permitirá que la empresa con sede en Detroit reanude los trabajos ayer en más de 80 instalaciones en Estados Unidos clausuradas por la huelga. Más de 70 mil trabajadores se sumaron al paro de actividades, la primera huelga nacional de GM desde la de 67 días en 1970.
Las acciones de GM subieron $2,69 a $37,11 a las 7:35 hora local antes del comienzo de las operaciones normales de la Bolsa de Nueva York. Habían subido 12% este año hasta el martes inclusive, debido a las perspectivas del fondo de salud de los jubilados.
Gettelfinger dijo sentirse “confiado” de que los miembros del sindicato ratificarán el contrato y que los jubilados se sentirán “complacidos”. Rehusó entrar en pormenores.
“Es un acuerdo que les recomendamos con orgullo a nuestros afiliados”, dijo Gettelfinger en una conferencia de prensa a las 4:00 de la mañana en Detroit. Dijo que la competitividad de GM mejorará al aliviarse la carga de la empresa en cuanto al cuidado de la salud del personal jubilado.
Las negociaciones se prolongaron por 12 días tras la expiración del contrato anterior el 14 de septiembre.
La empresa propuso retirar de sus libros las futuras obligaciones en cuanto a los servicios médicos de los jubilados mediante la creación de un fondo, dirigido por el sindicato, llamado Asociación Voluntaria de Beneficios para Empleados, el cual GM ayudaría a financiar. Las obligaciones de GM, Ford y Chrysler en cuanto al cuidado de la salud de sus jubilados sumaban en conjunto $114 mil millones al final del 2006.