Enviar
Organismo considera que el crecimiento está por encima de lo deseable
FMI plantea “enfriar” la economía

• Crecimiento promedio ha sido de un 7,5% y no debería superar el 5,5%

Wilmer Murillo
[email protected]  

Los doctores económicos del Fondo Monetario Internacional (FMI) le hicieron un ultrasonido a la economía costarricense. El diagnóstico dice que salió sin ninguna gravedad, pero con “colesterol y unas libras de más”.
Una misión de ese organismo que visitó el país las últimas dos semanas, bajo el marco de la revisión del convenio conocido como Artículo IV, detalló entre los hallazgos un posible “recalentamiento”, como presiones en el mercado de trabajo por la baja tasa de desempleo, un rápido crecimiento de las importaciones de bienes de consumo, crecimiento muy fuerte del crédito y un nivel de inflación de precios de los bienes no transables persistentemente alto.
“Vemos un periodo de muy alto crecimiento de la economía, cercano en promedio al 7% y 8%, que lo confirma una demanda muy fuerte”, dijo el jefe de la misión Dominique Desruelle
La misión también planteó reducir el crecimiento a un 5,5%, lo que supone “enfriarlo”, hasta llevarlo a ese porcentaje que es su equilibrio potencial.
“Cuando uno tiene un modelo de crecimiento económico y un valor de crecimiento potencial, y la economía real crece por encima de ese nivel se habla de sobrecalentamiento”, explicó Alvaro Umaña, miembro de la misión que visitó el país.
El promedio de crecimiento de los últimos tres años está por encima del 7% al tiempo que manifiesta que su crecimiento potencial debe rondar el 5,5%.
Lo cierto es que el paciente no padece ninguna enfermedad grave y los médicos le han indicado “cuidarse del colesterol”, lo que a juicio de Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central es satisfactorio porque “demuestra que la economía está caminando por la ruta que queremos con crecimiento y atacando los problemas básicos como la pobreza, el desempleo y la inflación”.
No obstante, el FMI organismo con el cual Costa Rica no tiene convenios, insiste en la aprobación de una reforma fiscal comprensiva (enfocada en cambios en los impuestos de renta y la creación de un impuesto de valor agregado), la capitalización del Banco Central y en aumentar los gastos en infraestructura, educación y otros rubros sociales.
Dieron respaldo a la adopción de un régimen cambiario más flexible, lo cual llevaría a una reducción de la inflación.
También pidieron la aprobación de las leyes de implementación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta), así como la ratificación de leyes para fortalecer la supervisión del sistema financiero.
La misión también señaló que el Gobierno ha tenido una buena disciplina del gasto, y aunque no se ha mejorado la supervisión consolidada del sistema financiero, la solvencia del sector está demostrada, lo mismo que la confianza de los empresarios en lo que se está haciendo.
En ese sentido se alabó el crecimiento en materia fiscal, que permitió al país obtener las mejores cifras de la última década con un superávit financiero de $110 millones hasta octubre.
“La economía del país podría enfrentarse a choques externos adicionales como el alto precio internacional del petróleo y materias primas, y una posible baja de la economía de Estados Unidos”, aduce la misión.
Por ello se recomendó mirar con cautela el desarrollo de la economía estadounidense ya que Costa Rica está muy ligado al dólar.
Ver comentarios