Enviar
Faltaron centésimas

Nery Brenes rompió récord del área pero no clasificó

Luis Rojas
[email protected]

Faltó poco, muy poco, pero lo suficiente para dejar por fuera al atleta nacional Nery Brenes de la final de los 400 metros planos, en Pekín.
Los ticos amanecieron ayer con la esperanza de presenciar una hazaña olímpica, como esas que no se ven desde que Claudia Poll se paseaba en las piscinas olímpicas batiendo marcas.
Poco antes de las ocho, el país estaba atento al resultado del primer heat semifinal en Pekín, en el que era un hecho que el estadounidense Jeremy Wariner, favorito a la medalla, resultaría vencedor y también que Christopher Brown, de Bahamas, lo seguiría, como segundo clasificado del heat.
No obstante, la esperanza era que Brenes llegara tercero e hiciera un buen tiempo que le permitiese clasificar a la final de e
sta prueba, como uno de los dos mejores terceros.
Wariner dominó la prueba de principio a fin e hizo 44s15c, Brown (44s59c) fue tras él; Brenes en los últimos 200 mejoró su paso e intentó lograr la tercera posición, pero se la ganó el belga Kevin Borlee (44s88c) finalizando el tico de cuarto, con 44s94c.
Con ese tiempo Nery impuso un nuevo récord para Costa Rica y Centroamérica, sin embargo no pasó a la final, porque en la suma de los tiempos el heat 4 —en el que corrió la estrella LaShawn Merritt—, acaparó los dos mejores terceros.
Al final de cuentas, con su tiempo Nery compartió el décimo lugar del mundo con el atleta del Congo, Kikaya Senga, y Borlee no pudo entrar a la final, porque pese a tener el mejor octavo tiempo el clasificado fue el estadounidense David Neville, segundo de la semifinal dos.
Pese a que Merritt hizo el mejor tiempo en estas semifinales, Wariner, campeón olímpico y bicampeón del mundo de 400 metro
s, designado como sucesor de su compatriota Michael Johnson, sigue siendo el gran favorito en esta prueba.
Wariner busca desde hace tiempo batir el récord del mundo (43.18) que está en poder desde 1999 del bicampeón olímpico Michael Johnson, quien es su mánager.
Mientras tanto, cerca de donde Wariner daba sus declaraciones, Nery Brenes era aplaudido por sus compañeros atletas y amigos, Gabriela Traña, Allan Segura, Roberto Verdesia, presidente del Comité Olímpico Nacional (CON) y la gran mayoría de los miembros de la delegación olímpica que lo esperaban en el palco 148 del Estadio Olímpico. “Sus ojos brillaron y enseguida brotaron pocas pero significativas lágrimas de emoción”, relató Olman Mora, periodista del CON.
“Ser décimo no me hace feliz, yo quería clasificar, yo vine para disputar una final. No soy un mediocre, yo soy un ganador, pero a pesar de dar mi mayor esfuerzo no pude clasificar”.
Nery agregó que “es el mejor tiempo de mi vida (44:94), pero a la vez, no es el día más feliz de mi vida, mis planes eran clasificar y no pude”.


Los mejores

1. LaShawn Merritt (EE.UU.) 44.12 C
2. Jeremy Wariner (EE.UU.) 44.15 C
3. Christopher Brown (BAH) 44.59 C
4. Martyn Rooney (GBR) 44.60 C
5. Johan Wissman (SUE) 44.64 C
6. Leslie Djhone (FRA) 44.79 C
7. Renny Quow (TRI) 44.82 C
8. David Neville (EE.UU.) 44.91 C
9. Kevin Borlee (BEL) 44.88 *
10. Nery Brenes (CRC) 44.94
10. Senga Gary Kikaya (COD) 44.94

* Hizo mejor tiempo que el octavo, pero Neville fue segundo en su heat, clasificó automático, y Borlee tercero en el suyo.


Dueña del 400

La británica Christine Ohuruogu, campeona mundial en Osaka 07, completó el círculo con el oro olímpico de Pekín 2008 de los 400 metros, carrera en la que la gran especialista estadounidense de los últimos tiempos, Sanya Richards, logró un decepcionante bronce.
Ohuruogu, que estuvo un año sancionada (del 6 de agosto de 2006 al 5 de agosto de 2007) por no aparecer a tres controles de dopaje, remató en la recta final con un poderoso sprint en el que rebasó a Richards, que había dominado hasta entonces la prueba.


Tropezón olímpico

La estadounidense Dawn Harper se proclamó nueva campeona olímpica de los 100 metros vallas al aprovecharse del tropezón en el penúltimo obstáculo de su compatriota LoLo Jones, la gran favorita, que tenía encarrilada la victoria.
Harper, que ganó con un crono de 12s54c, su mejor marca personal, sacó ventaja de una final inesperada en su resolución, porque las otras medallas se las repartieron dos atletas que estaban llamadas a ser comparsas entre las grandes favoritas, la australiana Sally McLellan (12.64) y la canadiense Priscilla Lopes-Schliep (12.64).
LoLo Jones, campeona en los mundiales en pista cubierta de Valencia, cruzó la meta en la sétima posición y se quedó un rato arrodillada lamentando su tropiezo y la oportunidad perdida.
Ver comentarios