Enviar
Empresario declarado culpable en el “caso del maletín”

Jurado emitió veredicto unánime en el caso que la defensa calificó de “circo político”

Miami
EFE

El empresario venezolano Franklin Durán fue declarado ayer culpable de actuar ilegalmente como agente del Gobierno de su país en el caso del maletín incautado con $800 mil presuntamente destinados a la campaña de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández.
Un jurado de doce personas emitió su veredicto unánime tras siete días de deliberaciones en el caso que la defensa calificó de “circo político”, mientras que la Fiscalía Federal de Estados Unidos negó que el juicio estuviera motivado por la política.
Durán, que afronta una condena máxima de 15 años de cárcel, escuchó el veredicto sin manifestar ninguna emoción, al tiempo que algunos de sus familiares expresaron su pesar.
“Este no fue un juicio con motivaciones políticas, no nos involucramos en ese aspecto”, declaró el fiscal federal Thomas Mulvihill al salir del tribunal de Miami donde Durán, de 41 años y quien vistió hoy un traje oscuro con camisa y corbata azul, fue juzgado durante ocho semanas.
Edward Shohat, abogado de Durán, anunció, por su parte, que apelará la decisión y afirmó: “Creo que es un circo político en el que Franklin Durán es un peón del Gobierno de Estados Unidos”.
El empresario fue hallado culpable de los cargos de conspirar y de actuar como un agente de un Gobierno extranjero, el venezolano, para ocultar el origen y destino del dinero confiscado al venezolano-estadounidense Guido Alejandro Antonini Wilson en Argentina en 2007.
Durán, que siguió instrucciones del general Henry Rangel Silva, director de la Disip (servicio de inteligencia), viajó a Miami para convencer a Antonini Wilson, con quien mantenía amistad de 20 años, que firmara un poder a un abogado en Argentina para resolver el caso en ese país y acallar el escándalo, dijeron los fiscales federales en el juicio.
Shohat informó que cliente está muy “desilusionado y molesto” por el veredicto que su equipo legal apelará basado en una “serie de errores”, según él, creen que “la juez cometió durante el juicio”.
“Tenemos confianza de que al menos vamos a conseguir un nuevo juicio. Franklin Durán es muy fuerte y está dispuesto a pelear”, aseguró.
La defensa pidió un plazo de 60 días a la jueza Joan Lenard, quien presidió el juicio, para presentar la documentación de la apelación.
“Vamos a presentar mociones para un nuevo juicio. Tenemos muchos argumentos y no voy a extenderme sobre eso en este momento. Vamos a seguir luchando para tratar de detener este circo político”, aseveró Shohat.
Para algunos analistas, el llamado “caso del maletín” reveló el “alto nivel de corrupción” en el que habrían incurrido algunos funcionarios de Venezuela y la supuesta injerencia del presidente Hugo Chávez en los asuntos internos de sus vecinos de Latinoamérica.
“Además de la inmensa corrupción que hay en Venezuela, se puso en el tapete la intervención de Chávez en las elecciones de otros países. Lo ha hecho en Bolivia, Nicaragua, Honduras, Argentina y ahora lo está haciendo en Panamá y El Salvador”, comentó a Efe Johann Peña, ex comisario de la Disip.
Durante el juicio, Carlos Kauffmann, socio de Durán y otro de los cinco acusados en el caso, destapó una red de corrupción en la que dijo participaron militares, funcionarios y políticos para obtener millones de dólares mediante sobornos y pagos de comisiones.
“Chávez ha dispuesto todo el dinero del país y nadie le pide que rinda cuentas. Toda esa displicencia se la ha transmitido a su equipo de trabajo: ministros, gobernadores y jefes policiales. Por eso Antonini Wilson, Kauffmann, Durán y los otros operaban con tanta libertad”, añadió.
El ex comisario dijo que “la riqueza súbita” de Durán, calculada en unos $100 millones, es sospechosa.
“Conozco a Durán cuando era pobre y trabajaba en un taller de aviación en un aeropuerto de Caracas. Era un muchacho de origen muy humilde, muy simpático. Lo apodaban 'lava tuerca' por su trabajo como asistente de mecánico y ahora tiene esa inmensa fortuna”, afirmó Peña.
Eduardo Gamarra, director de la firma de investigación de opinión pública Newlink Research, consideró que el caso representa una “repercusión muy negativa para el presidente Chávez, pero definitivamente también para la presidenta de Argentina”.
“La repercusión política en Argentina puede ser mayor, porque de alguna forma creo que las personas van a interpretar que el veredicto le da mayor credibilidad a las acusaciones de que la campaña de la señora Cristina Kirchner recibió financiación del presidente de Venezuela”, manifestó a Efe.
Con el veredicto la “situación va a ser muy complicada, porque la señora Kirchner está mal administrando su país”, pero no será un elemento determinante en su gestión, comentó.
Los venezolanos Carlos Kauffmann y Moisés Maiónica y el uruguayo Rodolfo Wanceele Paciello se declararon culpables tras un acuerdo con la Fiscalía Federal y están a la espera de ser sentenciados.
Mientras, el agente de la Disip Antonio José Canchica está prófugo.
Ver comentarios