Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



EDITORIAL


El poder del voto

| Sábado 06 octubre, 2007



El poder del voto

Este domingo es un día histórico para Costa Rica, un motivo de orgullo, por primera vez la democracia costarricense utilizará el referéndum como herramienta para tomar una decisión sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta).
Por esta razón, los ciudadanos deben sentirse afortunados y celebrar esta fiesta nacional con la mayor entereza, mientras los ojos del resto del mundo observan celosamente el desenlace de este capítulo nacional.
Pese a todos los obstáculos interpuestos, en especial los mentales y políticos, finalmente la idea de un referéndum logró abrirse espacio en el país, ser aceptada como la mejor solución y aplicarse, por lo que ahora será la voluntad del pueblo tomada directamente en las urnas.
Corresponde entonces llevar a cabo esta fecha con el mayor respeto hacia los demás, hacia quienes en este día no opinan o piensan igual que uno mismo, ya que el derecho a discrepar constituye uno de los pilares fundamentales de la democracia.
A diferencia del resto de países latinoamericanos, Costa Rica ha tomado su tiempo y consideraciones para analizar, discutir y finalmente resolver qué es lo que más le conviene, según el criterio de la ciudadanía.
Este pequeño país se ha distinguido por haber llevado sus procesos internos de manera independiente y distinta al resto de la región.
Una prueba de ello es nuestra cultura de paz, el aprecio a la educación, a la naturaleza y la alta sensibilidad social.
Sin embargo, no todo está dado y faltará que las urnas reciban más de un 40% de votos, es decir 1.061.850 costarricenses, para que la decisión llegue a ser vinculante.
Por este motivo, es imperante que todos atiendan el llamado y deber ciudadano de emitir el voto, sin importar la preferencia.
Este día todos los costarricenses estamos llamados a escribir la historia juntos y es una oportunidad de oro que merece ser aprovechada.
Independientemente del resultado, la experiencia del referéndum definitivamente nos ha hecho crecer y madurar, al involucrar a la sociedad en la toma de decisiones que tradicionalmente fueron dejadas para las cúpulas políticas.