Enviar
El alza del euro tensa relaciones de la UE con EEUU y Japón
Bloomberg, Nueva York


''(I Can't Get No) Satisfaction'', la canción representativa de los Rolling Stones,
puede llegar a ser el himno extraoficial de los 13 países de la zona del euro. La moneda común europea llegó a una altura sin precedente de $1,4283 el 1 de octubre y ha subido 7,6% frente al dólar este año. De sus mínimos de octubre del 2000, el euro se ha disparado 71% frente al dólar y 86% frente al yen.
La apreciación del euro encarece los bienes de la región, haciéndolos menos competitivos en el mercado mundial. También significa que las ventas y ganancias extranjeras de las compañías europeas valen menos cuando se las convierte en euros.
Es probable que cuando los ministros de hacienda y los directores de bancos centrales del Grupo de Siete potencies industriales se reúnan en Washington el 19 de octubre, los europeos regañarán a los estadounidenses y los japoneses por no hacer lo suficiente para revalorizar sus monedas.
“Los ministros de hacienda europeos estarán tramando la forma de conseguir que Estados Unidos haga algo sobre la flaqueza del dólar'', dice Steve Barrow, director de estrategia cambiaria de Bear Stearns International Ltd. en Londres.
“Dudamos que Estados Unidos les haga caso''. Los europeos no tendrán más suerte con los chinos y los japoneses. En una reunión de ministros de hacienda de la zona del euro a comienzos de esta semana, los participantes instaron
a China a que deje que el yuan se aprecie.
En los dos años desde que China aflojó el vínculo del yuan al dólar, la moneda china ha subido casi 10% frente a la estadounidense, pero ha bajado más de 5% frente al euro.
El euro tiene una sobrevaloración de cerca de 26% respecto al dólar, según la paridad del poder adquisitivo, dijo Credit Suisse. Mientras, el dólar es casi 50% más caro que el yuan, según el índice “Big Mac'' de la revista The Economist, apunta Barrow.
Más adelante este año, el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, irá a China con el comisario de Asuntos Monetarios de la Unión Europea, Joaquín Almunia, para conversar sobre tipos de cambio. Dado el fracaso de Estados Unidos en conseguir que China acelere el alza del yuan, lo mejor que los europeos pueden esperar es comer buena comida china.
Mientras, con su economía en retroceso --el producto interno bruto bajó un 1,2% anualizado en el segundo trimestre--, las autoridades japonesas no querrán que el yen se aprecie y perjudique las exportaciones del país.
Dentro de seis meses, el euro valdrá $1,45 y 167 yenes, en comparación con $1,4184 y 166,34 ahora, dice Barrow. Dentro de un año, según el estratega cambiario, el euro valdrá $1,50. Sin duda, el euro se debilitará si la economía europea da un tropiezo. Pero eso es algo en que las autoridades y los
empresarios de la zona del euro no quieren pensar.
Ver comentarios