Diputados no pueden probar quién miente
Durante su comparecencia, Daniel Soley, exviceministro de la Presidencia, negó haber ofrecido una embajada a Brenes, e incluso sugirió que esta le pidió un cargo en el servicio exterior. Esteban Monge/La República
Enviar

Soley contraataca a procuradora y sugiere que le pidió embajada

Diputados no pueden probar quién miente

Legisladores piden renuncia de Jiménez e investigación de la Fiscalía

Muchas dudas y declaraciones pasadas de tono en medio de una nebulosa rodean la investigación legislativa que busca esclarecer un supuesto caso de corrupción del gobierno, el cual tiene la credibilidad de Zapote y la permanencia de Melvin Jiménez como ministro de la Presidencia, al filo del precipicio.
Tras dos días de investigación, hay más preguntas que respuestas y los diputados no tienen pruebas para determinar si el Gobierno trató de quitar a la procuradora para que no lo cuestione.
A pesar de esto, algunos legisladores de oposición insisten en que Jiménez debe irse, no solo por la sospecha de la participación en este caso, sino por la supuesta impericia política.
Durante la comparecencia de ayer, Daniel Soley, exviceministro de la Presidencia, acusó a Ana Lorena Brenes, procuradora general, de haber mentido al declarar bajo juramento.
El exfuncionario negó haberle ofrecido una embajada en Italia, Noruega o Suiza y, por el contrario, señaló a Brenes por interesarse en los salarios del servicio exterior, sugiriendo más bien que ella fue la que trató de conseguir un nuevo puesto en la función pública.
De esta forma, Soley dio una versión totalmente opuesta a la de Brenes, dejando a los diputados sin chance de probar quién está mintiendo.
Ayer, al cierre de edición, los legisladores discutían el rumbo a seguir. En ese sentido, iban a rechazar la posibilidad de hacer un careo, así como desechar la convocatoria al presidente Luis Guillermo Solís, lo que sí parecía firme era trasladar a la Fiscalía el tema para que investigue.
Tras una larga relación de hechos, el exviceministro de la Presidencia relató que la procuradora le contó que no estaba interesada en someterse a un nuevo proceso de votación en el Congreso, con el objetivo de extender su plazo.
Bajo esa premisa y ya bajo el entendido de que hablaban en el ámbito privado, Brenes supuestamente preguntó sobre las embajadas vacantes y el salario percibido en ellas.
Ante la supuesta mentira de la procuradora, Soley desafió a los diputados a llevar el tema al Ministerio Público, con el objetivo de que se determine la verdad en este caso.
“La amenaza que ella detalló a esta comisión es inexistente desde todo punto de vista, por eso, me sorprende y me molesta la forma como se ha manejado el tema. Si yo la hubiera amenazado, ella, de seguro se hubiera ido. Pido a los diputados que lleven este asunto al Ministerio Público”, indicó Soley.

201501222325170.n11.jpg

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios