Enviar

¿Cuánto se habría ahorrado el país y en qué se hubiera podido invertir ese dinero si no se hubiera perdido por gestión deficiente?


Desperdicio de millones que hoy debemos pagar

Teniendo el país un déficit fiscal que lo obliga a hacer recortes y mejorar la eficiencia en el gasto público, combatir la evasión fiscal y el contrabando, entre otras medidas que hoy son urgentes, es sorprendente ver la cantidad de millones de dólares que se han perdido por fallas en la gestión en gobiernos anteriores.
¿Habrá más pérdidas que aún tengamos que lamentar y solventar?
Con demasiada frecuencia la prensa ha venido informando sobre pérdidas millonarias en diversas instituciones que hubieran podido evitarse si hubiéramos tenido una buena administración.
Ayer este medio informó sobre otra de esas pérdidas producida a causa de haber puesto en operación el sistema de pagos del Ministerio de Educación Pública denominado Integra 2, sin la preparación necesaria.
El actual gobierno, como resultado de una auditoría, ha informado sobre esa pérdida de dinero de los contribuyentes por haber puesto a funcionar Integra 2 antes de que finalizara la anterior administración aun cuando no se habían dado los pasos necesarios para asegurar su buen funcionamiento.
Además, este inicio se autorizó justo en un momento de intenso tráfico de datos puesto que en el inicio del curso lectivo se producen movimientos de personal en los centros educativos, lo que aumenta la cantidad de datos que deben introducirse al sistema para que el pago de planillas se haga sin errores.
Integra 2 se puso en operación sin aprovechar una inversión de ¢395 millones en insumos que se supone eran vitales para una implementación adecuada del sistema.
El sistema, siendo bueno, falló este año debido a mala gestión, desatando una huelga de 21 días que le costó al país ¢154 mil millones.
Un disco valorado en ¢20 millones, requerido para la capacitación de los funcionarios de recursos humanos, fue encontrado por la Auditoría Interna en las oficinas del proyecto MEP – Digital ya que —según informó este medio ayer— nunca fue remitido a la Dirección de Recursos Humanos.
Por otra parte, el documento final de la auditoría menciona una inversión de ¢375 millones para el desarrollo de un modelo operacional que no se implementó.
No solo hubo mala gestión sino falta de transparencia. No es sino hasta ahora que los contribuyentes se enteran de cómo se manejó el dinero público.
Costa Rica está muy necesitada de buena administración. ¿Cuánto se habría ahorrado el país y en qué se hubiera podido invertir ese dinero si no se hubiera perdido por gestión deficiente?

 


Ver comentarios