¡Desastre de los Mets!
Enviar
Padres y Rockies hoy a un desempate
¡Desastre de los Mets!

Filis ganan su primer título en 14 años

Gaetano Pandolfo
[email protected]  

Ayer terminó la temporada regular del béisbol de las Grandes Ligas con un cierre dramático en las tres divisiones en la Liga Nacional.
Fue el jueves por la noche que los Cachorros de Chicago liderados por Carlos Zambrano y Alfonso Soriano lograron capturar el título de la División Central, gracias también al derrumbe de los Cerveceros, líderes en el 80% de la temporada en el cierre de la campaña.
En la División Este, liderada por los Mets de Nueva York desde el mes de mayo, se vivió una situación inusitada, primeriza y dramática, por el derrumbe de los discípulos de Willie Randolph, que perdieron siete juegos de ventaja sobre los Filis, cuando solo faltaban 17 partidos.
Nunca antes en la historia del béisbol profesional, algún equipo vivió este infierno, que terminó de la peor manera para los Mets que fueron apaleados 8-1 por los Marlins de Florida. Ayer, el abridor Tom Glavine fue castigado con siete carreras en el primer episodio y los Mets quedaron eliminados por un pase a la contienda final.
La derrota de los Mets (88-74) se combinó con el triunfo de los Filis de Filadelfia (89-73) por 6-1 sobre los Nacionales de Washington y quedaron eliminados de la contienda.
Los Mets perdieron una ventaja de siete juegos cuando restaban 17 por llevarse a cabo y al final terminaron eliminados. El colapso de los Mets está considerado como el peor en la historia de las Grandes Ligas.
Mientras el poderoso equipo neoyorquino caía en su patio, en Filadelfia, el primera base Ryan Howard conectó su jonrón 47 en la campaña y Jamie Moyer lanzó poco más de cinco episodios para dar a los Filis de Filadelfia al título de la División Este de la Liga Nacional, primero desde el que obtuvieron en el último día de la campaña de 1993.
Los Filis se unieron a los Cardenales de 1934, y a los Cachorros de 1938 como los únicos en superar una diferencia de siete juegos en el último mes de competición.
Pero donde no hubo decisión fue en el Oeste de la Nacional, básicamente porque los Padres de San Diego perdieron la gran oportunidad de capturar el comodín, al perder ante los Cerveceros los dos juegos del fin de semana.
Ya los Cascabeles de Arizona se habían coronado campeones de este sector la noche del pasado viernes, cuando les cortaron a los Rockies una racha de 14 victorias consecutivas.
Los Padres no pudieron sobreponerse a un mal inicio de su abridor Brett Tomko, quien permitió tres carreras en el primer episodio, y cinco en total y cayeron 6-1
La derrota de los Padres (89-73) se combinó con un triunfo de los Rockies de Colorado (89-73) por 4-3 sobre los Cascabeles de Arizona, y ambos equipos siguen empatados en la lucha por el comodín de la Nacional.
Los Padres y los Rockies deberán enfrentarse hoy lunes, en un juego de desempate para determinar al ganador del último boleto para las finales de las Grandes Ligas. Los Padres sacarán al montículo a su lanzador estelar Jake Peavy. Los Rockies no han informado quién será su abridor.
En la Liga Americana todo se definió mucho más temprano y esto es una ventaja para sus lanzadores estelares que llegan a la postemporada con sus brazos descansados.
Los duelos arrancan el próximo miércoles con el primer duelo entre los Medias Rojas de Boston y los Angelinos de Anaheim y sigue el jueves cuando los Indios de Cleveland reciban a los Yanquis de Nueva York. Estas series por las supremacías divisionales son a tres de cinco, de manera que Indios y Boston por tener mejor promedio que sus rivales serán casa en tres juegos y visita en dos si las series se alargan.

Ver comentarios