Foto 1
Enviar

Defienden a la Reserva Federal ante críticas de los republicanos

La presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, defendió ayer la "independencia" del banco central de EE.UU. como una condición para su eficiencia ante las críticas de legisladores republicanos que consideraban que se ha plegado a intereses políticos y generado "incertidumbre".
"La Reserva Federal es independiente (...) La independencia del banco central en llevar a cabo la política monetaria es considerada la mejor práctica a nivel global", subrayó Yellen en su segundo día de comparecencia ante el Congreso, esta vez ante un comité de la Cámara de Representantes.
"Sin ninguna sombra de dudas", agregó, "los bancos centrales independientes funcionan mejor".
Yellen salía al paso de las críticas vertidas por congresistas republicanos que han insistido en la necesidad de elevar la supervisión sobre la Fed y han apuntado hacia la utilización de la llamada "regla Taylor", una fórmula matemática para dirigir la política monetaria, que daría más claridad al curso monetario.
Así se expresó, precisamente, el presidente del comité de Servicios Financieros de la Cámara, el republicano por Texas Jeb Hensarling.
"Durante los periodos más exitosos de la historia de la Fed, el banco central pareció seguir una regla clara (...) Hoy, sin embargo, favorece unas directrices más impredecibles y de algún modo amorfas, lo que genera incertidumbre", afirmó Hensarling.
Hensarling es uno de los defensores de la propuesta de ley conocida como "Auditar la Fed", lanzada por el senador y posible aspirante a la candidatura presidencial republicana para 2016, que busca incrementar la supervisión por parte del Congreso de las decisiones de política monetaria del banco central.
En su réplica, Yellen mostró su "contundente oposición" a esta propuesta ya que añadiría "presiones políticas de corto plazo" y "no tendría en cuenta una amplia serie de factores que afectan al desarrollo de la economía a lo largo del tiempo", lo que minaría la efectividad del organismo.
Asimismo, los republicanos atacaron las habituales reuniones de la presidenta de la Fed con el secretario del Tesoro como una intervención del brazo ejecutivo en sus funciones.

EFE

 

Ver comentarios