Cuponeras: buenas para algunos negocios
Los tratamientos para consentir el cuerpo como los de spa son de los servicios más vendidos y en donde hay más empresas en lista de espera . Archivo/La República
Enviar

Estudios de cuponeras como Groupon muestran que un 66% de los negocios ven rentable anunciarse en este tipo de plataformas


Aún existe resistencia de empresas al nuevo modelo de mercadeo

Cuponeras: buenas para algunos negocios

 Belleza, salud y entretenimiento grandes ganadores

Están de moda las cuponeras web que ofrecen grandes descuentos por un tiempo limitado en artículos y servicios. Los consumidores ya han visto los beneficios y su respuesta ha sido muy positiva. Pero no a todos los negocios les sirve dar esos grandes descuentos y vender masivamente, ya que afectan su rentabilidad negativamente.

201303312113450.in111.jpg
Deportes de aventura como el rafting se han visto bene ciados con más clientes en temporada baja . Archivo/La República
Los servicios de belleza y salud y el entretenimiento se cuentan como los grandes ganadores. Al tener costos hundidos de planilla y equipo, bajar el precio es más fácil en estos negocios.  “De la lista de espera para ingresar ofertas esta es la categoría que más demanda tiene”, dijo Elke Fischer, gerente de Titicupón.

En cuanto al entretenimiento es muy variado, desde turismo de playa y montaña hasta aventuras son altamente demandados.
“A nosotros nos sirve mucho por el brillo y la visitación que da al lugar. La gente viene, nos conoce nos recomienda y vuelve”, dijo Catherine Thomas, gerente de mercadeo de Colinas del Poás.
Este centro de recreo publica promociones con tres cuponeras diferentes y está dentro de sus planes seguirlo haciendo, para atraer nuevos clientes.
Entre los problemas que presenta es que generan tráficos altos a bajo precio y es así como en servicios como los de restaurante pueden quitar espacio a personas que sí están dispuestos a pagar el costo total de esa comida.
“Nosotros tenemos que coordinar muy bien eso, para que nos alcance el espacio”, dijo Thomas, quien por ello procura combinar ese servicio con los tour de canopy o de pesca.
Por otro lado existen algunos negocios a los que no les resulta interesante usar las cuponeras. “Creo que esos son los que son muy nuevos, o no están dentro de las dos categorías anteriores (belleza y entretenimiento)”, dijo Fischer.
Y es que queda claro que si su margen de ganancia es pequeño, entrar a ofrecerse mediante cuponeras es costoso, a pesar de la publicidad que le generen, pues podrían tener problemas de flujo de caja.
Las cuponeras piden un descuento de 50% mínimo sobre el precio real. Y se encargan de corroborar el precio real tanto comparándolo con la competencia como haciendo investigación previa a la firma del contrato, para no ofrecer descuentos sobre precios inflados.
Además, cobran una comisión promedio de un 35% del precio (ya con el descuento). Por lo que al final lo que ingresa a la empresa equivale al 32% del precio original del producto o servicio.
Pero en general, de momento el modelo de negocio funciona para ambas partes, eso lo demuestra que la mayoría de estas entidades tienen
Estación 506, Tití Cupón, Yuplón y Disfrutalo ya, son varias de las cuponeras más conocidas del país. El impulso de pagos electrónicos y la seguridad de la web ha catapultado las ventas.
La sostenibilidad de las cuponeras dependerá de la creatividad para seguir siendo atractivas a los consumidores dado la alta competencia. Mientras tanto los consumidores finales podrán seguir teniendo grandes descuentos a un clic de distancia.  

201303312113450.in11.jpg

Carolina Acuña
[email protected]


Ver comentarios