Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 12 Octubre, 2011


¿Cuáles son las prioridades del gobierno?


Confieso que estoy totalmente de acuerdo con que el gobierno instale cámaras para filmar a los malhechores, y que lo grabado sirva de prueba en cualquier disputa sobre lo ocurrido. Pero creo deberían instalarse en las zonas urbanas donde hay alta incidencia de asaltos, de crímenes violentos y de peligro físico. También en los puntos de la red vial donde la policía sabe que se quiebran vidrios y se asalta a motoristas cotidianamente. El problema principal del país, señalado por el pueblo en las encuestas, es la delincuencia, y las cámaras podrían servir para resolver con mayor facilidad la culpabilidad por los crímenes cometidos.
Actualmente el gobierno ha instalado las cámaras en las carreteras para grabar a personas honestas que quizás exceden por unos kilómetros la velocidad en un trecho, o que giran a la derecha donde hay un semáforo en rojo, o cualquier otra falla que conlleva una multa de ¢300 mil o más. Pareciera que la prioridad de la administración actual, que fue elegida principalmente para combatir el crimen, es la de recaudar de ciudadanos honestos la máxima cantidad de dinero posible en multas de tránsito. En general estas personas están obligadas a viajar en auto por falta de un sistema viable de transporte público, y lamentablemente el Ministro de Transportes ha anunciado que este no es prioridad de su gestión; que sepa don Francisco que para los miles que están condenados a usar el sistema actual, sí es de mucha importancia.
Si las cámaras se usaran en contra de los delincuentes, estos no generarían dinero para el fisco, y más bien aumentarían costos en el sistema carcelario. Ya no hay campo para los privados de libertado existentes, y si el gobierno de Laura Chinchilla se pusiera a detener más criminales el hacinamiento, que ya viola los derechos humanos de los encarcelados, sería peor. Recaudar fondos atrapando a los honestos sí es prioridad de la administración; detener criminales aparentemente no lo es.
Peor todavía cuando se da cuenta el motorista que el dinero recaudado por las multas de tránsito no se va a usar para mejorar la red vial. Todo lo contrario; mientras que el gobierno cobra exponencialmente más dinero en multas, los motoristas están forzados a viajar en calles con cada vez más huecos, en carreteras sumamente peligrosas como la pista al aeropuerto, sin señalamiento, sin espaldones, y sin ayuda de los inspectores de tránsito cuando hay un accidente y se requiere ayuda. Por todos es conocido que si hay un accidente, puede pasar más de una hora mientras llega la policía de tránsito. Estos están demasiado ocupados colocando partes personales por diversas fallas, como la de violar la restricción de placa en el centro de San José para cumplir con las funciones de importancia.
Este problema de las cámaras mal colocadas es solo un ejemplo de la falta de comprensión de parte de la administración de lo que son las prioridades del pueblo que la eligió. Algunos de los problemas, por ejemplo el mal servicio de la Caja y las filas en cualquier ministerio, fueron heredados por la presidenta Chinchilla. Pero esto de las multas y las cámaras en las carreteras es un ejemplo de algo que fue ingeniado en este periodo constitucional presidencial; mi opinión es que las prioridades de la Presidenta están equivocadas.

Carlos Denton
[email protected]