Compartir el auto puede en realidad impulsar la venta automotriz
Se prevé que la expectativa de vida de un vehículo a pedido será de apenas tres años; esta tasa más alta de rotación de un parque automotor más pequeño redundaría en un aumento en los volúmenes de ventas, según los analistas. Bloomberg/La República
Enviar

 La innovación tecnológica en la industria automotriz, desde el advenimiento de Uber hasta un futuro con vehículos de conducción automática, promete cambiar la realidad de quienes se trasladan hacia y desde el trabajo, y de los fabricantes de autos.
Este vuelco hacia la movilidad a pedido, compartida y potencialmente autónoma que ya está en marcha aborda un problema notorio para los conductores: los vehículos representan costos iniciales elevados a la hora de adquirirlos y se deprecian rápidamente, pero no necesariamente son muy utilizados.


Sin embargo, según analistas de Deutsche Bank, hay una infinidad de ideas erróneas sobre cómo afectará a los fabricantes de autos la revolución a pedido —principalmente, en cuanto a su impacto sobre los volúmenes de venta—.
“La opinión común es que las ventas de autos bajarán, y que eso será negativo para los fabricantes de equipos originales estadounidenses”, escribe el equipo de Deutsche Bank encabezado por Rod Lache. “Nosotros creemos que la opinión común puede estar equivocada”.
De todas maneras, los analistas reconocen que la proliferación de vehículos a pedido podría a la larga reducir en 25 millones el número de autos en circulación en los Estados Unidos, en tanto la densidad demográfica actúa como determinante clave del tamaño del parque automotor a pedido.
“La movilidad a pedido probablemente resultará práctica y atractiva a nivel financiero en las subzonas de mayor densidad que representan [aproximadamente] un 31% (en promedio) de los hogares totales en las áreas estadísticas metropolitanas que estudiamos (13,2 millones de hogares que tienen 15,5 millones de vehículos sobre el total)”, escribe el equipo.
“Dentro de estos subsegmentos, el 61% de los hogares (con 8 millones sobre 15 millones de vehículos) pueden considerar financieramente atractivo pasar a los servicios de movilidad en vehículos autónomos a pedido”.
Pero esta disminución en el número de vehículos en circulación coincidirá con un ciclo vital mucho más breve para los autos porque serán, en promedio, mucho más utilizados que ahora.
 


 


Ver comentarios