Enviar
Colombia para comérsela
Desde golf hasta el buen sabor sorprenden en esta tierra de pasión

Colombia es un país de múltiples dimensiones. La monotonía no existe en el diccionario de este pueblo; música, pintura, escultura, baile, rumba se fusionan y mezclan en sus ciudades.
Aquellos capaces de mirar más allá de las monomanías alimentadas por telenovelas y la exclusión heredada de una pedantería europeizada, lograrán descubrir la vida en Colombia, una llena de riquezas y como viaje gastronómico también está para comérsela.
Hoy esta tierra, rica en naturaleza, en la amabilidad de su gente, en su humildad, se desenvuelve en una sorprendente variedad de sabores, colores, sensaciones, cultura y naturaleza. Este pueblo se distingue por saber vivir, por ello se reconoce como uno de los países más felices del planeta. Conozca por qué.

Luis Muñoz
Ver comentarios