Enviar

Trabaje y cuide su salud

Las mujeres en la actualidad deben complementar la vida del hogar con el trabajo fuera de casa, por ello es importante que dediquen tiempo a cuidar su alimentación

En la actualidad casi todas las mujeres trabajan, y muchas de ellas deben además complementar esa tarea con el hogar, el cuido de los hijos y muchas otras labores.
Precisamente la Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertó que, a pesar de la creciente inserción laboral femenina en Latinoamérica, la percepción de que las mujeres siguen siendo las responsables de las labores domésticas no ha cambiado.
De esta manera, al añadir las horas de trabajo no remunerado adicional en el hogar, la jornada total laboral diaria se vuelve más extensa para ellas que para los hombres.
Por ello es fundamental que cuiden su salud, para que puedan tener una mejor calidad de vida y ser más productivas.
Un factor importante es tener una alimentación balanceada, algo se puede lograr organizando el tiempo de manera efectiva.
“Con una buena planificación es posible que la mujer trabajadora y jefa de hogar logre un estilo de vida saludable, que incluya una alimentación balanceada y actividad física”, dijo Yadira Cortés, nutricionista dietista colombiana y catedrática de la Pontificia Universidad Javeriana en Bogotá, Colombia.
La especialista considera que una alimentación equilibrada debe incluir las cantidades adecuadas de cereales, leguminosas, frutas, verduras, lácteos, carnes, pescados, aceites y grasas, así como una adecuada hidratación.
También se debe tener en cuenta que las necesidades nutricionales de las mujeres cambian constantemente; sin embargo, para todas las edades necesitan una alimentación balanceada baja en grasas y azúcares, actividad física periódica, evitar el alcohol y el tabaco, y controlar el estrés.
Por ejemplo en la edad reproductiva, al comienzo de la edad adulta, el crecimiento y el proceso de maduración están completos, de manera que el énfasis nutricional se traslada al mantenimiento del estado de salud. Los cambios hormonales relacionados con la capacidad reproductiva tienen mayor impacto en los aspectos fisiológicos y, por tanto, en el estado y los requerimientos nutricionales, comentó Paola Soto, nutricionista de GNC.
“Las niñas y mujeres necesitan comer bien a lo largo de su vida, pero sobre todo cuando están en edad fértil, planean tener un hijo, están embarazadas o en periodo de lactancia. Si ellas se alimentan de forma saludable, tienen mayores posibilidades de mantenerse sanas y activas, tener hijos sanos y una lactancia materna satisfactoria”, dice la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura).

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios