Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



NACIONALES


Código Oficina: Trabajar con amigos

Melissa González [email protected] | Jueves 09 febrero, 2012




Trabajar con amigos

Mantener la independencia es importante si decide recomendar o contratar a algún amigo en su empresa

La idea de trabajar con una persona de confianza, con la que se compartan fuertes lazos, puede ser el modelo ideal; sin embargo, trabajar con amigos tiene su lado complicado.
Es importante que no contrate o recomiende a alguien solo porque le cae muy bien, varios sitios especializados aconsejan que investigue cómo es esa persona a nivel profesional.
También puede tomar señales de esa amistad que le permitan imaginarse el panorama, por ejemplo si esa persona le ha ayudado en su crecimiento, no sería mala idea.
Si la decisión está tomada, es preferible que ese amigo recomendado no le reporte directamente, dijo Gabriela Campos, especialista en recursos humanos.
“Desde el primer día se debe marcar la cancha con reglas y límites para que no haya malentendidos, esta persona debe ingresar a la organización como uno más de los empleados regulares, no diferenciar en beneficios”, comentó.
Por otra parte, puede que esa relación de amistad haya surgido en la compañía, en ese sentido la recomendación es que procure mantener los sentimientos y las emociones controladas.
“Al pasar tantas horas compartiendo con las mismas personas no sería extraño, terminar teniendo muy buenos amigos en el trabajo. Lo que no se debe perder de vista es que la camaradería, el disfrute y lo jovial de una bonita amistad no debe, bajo ninguna circunstancia, interferir en las tareas diarias”, comentó Mónica Solórzano Lobo, coordinadora de Comunicación y Relaciones Públicas de Pfizer Centroamérica y el Caribe.
Además estima que en el momento en que esto ocurra se debe evaluar el modelo de trabajo que sustenta la relación laboral para continuar aportando a la causa de la organización sin que esto afecte la buena relación amistosa.
Para Betsy Rojas, directora de IMACORP, su socia es su mejor amiga, por lo que ha vivido esa experiencia en carne propia.
“Nos conocemos hace 20 años. La base fue poner las reglas muy claras desde el principio de la relación laboral, conocer cuáles son nuestras responsabilidades, saber que podemos tener diferencias”, comentó.

Melissa González
[email protected]