Clarke sigue la fiesta
Enviar
Clarke sigue la fiesta
Irlanda del Norte tiene nuevo campeón, Darren Clarke gana su primer ‘major’

La sorpresa llegó al British Open y aunque la nacionalidad respaldó las apuestas, no lo fue así con el nombre del ganador.
El norirlandés Darren Clarke, de 42 años, hizo que la fiesta siga en ese pequeño país europeo, pues ahora es la famosa Jarra de Clarete que va hacia esas tierras.
Clarke salió de la nada el viernes y clavó su nombre entre los posibles ganadores, al colocarse en ese primer lugar, respaldándolo el sábado.

Pero lo cierto es que todavía quedaban 18 hoyos en el Royal St. George y con condiciones de viento y lluvia, todo podía suceder.
El campeón arrancó la última ronda con un golpe de ventaja sobre Dustin Johnson; pero Phil Mickelson, quien había arrancado el día en par de cancha, hizo tres birdies y un águila en los primeros siete hoyos de ayer para igualar a Clarke en cinco bajo par.
Con la presión encima, Clarke respondió a lo grande con un águila en el agüero siete y terminó las primeras nueve banderas en 33, dos bajo par, manteniendo una ventaja de dos golpes contra sus inmediatos perseguidores.
Mickelson jugó la ida en 30 y acertó un birdie de 18 pies en el hoyo 10, mostrando un nivel asombroso, en ese momento parecía como un arco iris nacido de la nada y las esperanzas de los estadounidenses estaban en él.
Sin embargo, como sucede con el arco iris, los colores pueden desaparecer cuando uno menos se lo espera y eso sucedió en el peor momento para el golfista zurdo.
Un error en el 11, fallando un fácil putt de dos pies para par, pareció desmoronarlo y de ahí en adelante, nada fue igual. Tres bogeys más cerraron su campeonato en dos bajo par, suficiente para empatar con Johnson en segundo lugar.
Johnson, por su parte, cometió dos bogeys de entrada y parecía relegado, pero tres birdies antes del hoyo 13 lo pusieron de vuelta en carrera, a dos golpes de Clarke.
No obstante, un fatídico doble bogey en el hoyo 14, enviando su tiro desde el fairway fuera de los límites, lo alejó de la pelea y un bogey más en el hoyo 18, terminó con cada una de sus aspiraciones.
Clarke supo aguantar tanto las arremetidas de Mickleson como de Johnson, fue más consistente en su juego, sin cometer errores y al final hasta se dio el lujo de cerrar con dos bogeys sin que eso significara mayor peligro para poder levantar el Jarra unos minutos después.

Consulta: Efe y otros.
Dinia Vargas
[email protected]

Ver comentarios