Enviar

Banco do Brasil compra Nossa Caixa

Sao Paulo

EFE


El estatal Banco do Brasil (BB) anunció ayer la compra por 5.380 millones de reales (unos $2.251 millones) del regional Nossa Caixa, controlado por el Gobierno del estado de Sao Paulo, en una operación facilitada por las nuevas medidas adoptadas por el Ejecutivo para afrontar la crisis global.

El BB detalló en un comunicado a la Comisión de Valores Mobiliarios (CVM), reguladora de las empresas que cotizan en la bolsa de Sao Paulo, que el pago será realizado en 18 cuotas de 299,2 millones de reales (unos $125,1 millones), corregidas por la tasa básica de intereses Selic, que está en 13,75% anual.

“El valor de la operación fue calculado con base en una evaluación económico-financiera elaborada por consultores contratados por el Banco do Brasil, con metodologías para establecer las perspectivas de rentabilidad futura y flujo de caja de Nossa Caixa”, apuntó.

El ministro de Hacienda, Guido Mántega, señaló a los periodistas que el negocio “equilibra el juego”, pues después de la fusión de los bancos privados Itaú y Unibanco, el BB “se vuelve ahora más competitivo. Ahora está entre los 20 mayores del mundo”.

“Vimos que es importante, en un momento de crisis financiera como este, tener bancos públicos fuertes e importantes”, agregó el titular de la cartera económica brasileña.

Los servicios de Nossa Caixa y la operación de programas sociales de la entidad bancaria en las ciudades del estado de Sao Paulo se mantendrán, sostuvo el comunicado del BB.

Antes del anuncio, estuvieron reunidos ayer en Brasilia el presidente Luiz Inácio Lula da Silva y el gobernador de Sao Paulo, José Serra.

Antes de la adquisición de Nossa Caixa, el BB había incorporado a los bancos regionales Besc, de Santa catarina, y BP, de Piauí, para sumar así con los tres negocios activos por 534.00 millones de reales (unos $223.430 millones).

La institución evalúa también la compra del Banco do Brasilia (BRB) y parte del privado Votorantim.

Los negocios, sin embargo, no superan el liderazgo alcanzado por la fusión de los bancos privados Itaú y Unibanco, que a comienzos del mes consolidaron la mayor institución bancaria de Latinoamérica, con activos por 575 mil millones de reales (unos $240.587 millones).

La compra de Nossa Caixa fue facilitada por un decreto presidencial que autoriza a los bancos federales BB y Caixa Económica para adquirir participaciones en otras instituciones púbicas y privadas en dificultades, medida adoptada para garantizar el crédito en Brasil ante la crisis financiera internacional.

En el tercer trimestre, el BB obtuvo un beneficio neto de 1.867 millones de reales (unos $781,1 millones), 36,9% más que en el mismo período de 2007.

Nossa Caixa, en tanto, reportó ganancias por 69,8 millones de reales (unos $29,2 millones) entre julio y septiembre pasados, frente a las pérdidas por 67,9 millones de reales (unos $28,4 millones) en esos mismos meses el año anterior.

Ver comentarios