Enviar
Nueva certificación de calidad facilitará inspecciones de la fruta para Europa y EE.UU.
Banano logra mejoras para exportación
Fincas productoras obtendrán ahorros con cambio de medida

A partir de enero, los exportadores nacionales de banano tendrán mejores condiciones para competir en los mercados internacionales.
El costo por certificar los procesos de producción y embalado de la fruta disminuirá notablemente tras la consolidación de un nuevo sistema, implementado por el Servicio Fitosanitario del Estado y los propios bananeros.
Los $3.200 anuales que hoy les cuesta a las fincas una certificación (cada planta procesadora) se reduciría a cero, en tanto el procedimiento sea integrado a las normas internacionales que exigen que se supervise paso a paso la manipulación de la fruta.
El nuevo procedimiento incluye cambios en la inspección que demanda la exportación. Lo que en el pasado se hacía solamente en el punto de salida, ahora se hará a lo largo de todo el proceso, lo cual permite mayor precisión.
La nueva forma de realizar la certificación de los envíos está basada en la Norma Internacional para una Medida Fitosanitaria NIMF 14.
“Este es un nuevo paso hacia el perfeccionamiento de la forma en que se produce y procesa el banano de Costa Rica”, señaló Romano Orlich, presidente de la Corporación Bananera Nacional.
En 1998 dijimos que nos iba a tomar 15 años reducir la cantidad de químicos en la producción, y hoy ya estamos ahí. El sector está interesado en mejorar, y lo estamos haciendo, sentenció el jerarca.
El nuevo procedimiento no solo permite reducir los costos de operación de las fincas nacionales, sino que garantiza una barrera eficiente que previene el ingreso de nuevas enfermedades o plagas.
Con la aplicación, cada finca se convertirá en un elemento dentro de la barrera que pretende minimizar los eventos indeseables que acarrean pérdidas económicas, así como de clientes, y que al final pueden influir en la imagen del producto país.
“Mediante la certificación de las 106 fincas que ya están dentro del sistema, se prueba que el trabajo que se hace en banano, se viene haciendo indistintamente de colores políticos”, afirmó Jorge Sauma, gerente general de la Corporación.
Este tipo de gestión mejora la imagen del banano de Costa Rica en el mundo, y garantiza su ingreso a los mejores mercados, advirtió Sauma.
El banano producido en Costa Rica goza del mejor prestigio en los mercados más exigentes del planeta. Incluso en años críticos, la exportación de esa fruta ha mantenido un ingreso sostenido de divisas para el país.
A la fecha, en poco más de 42 mil hectáreas los bananeros costarricenses producen 1,8 millones de toneladas métricas de fruta, embaladas en unos 100 millones de cajas de 18,14 kilogramos.

Ernesto Villalobos
[email protected]
Ver comentarios