Enviar
Precios del maíz y arroz se mantienen pese a la caída en los mercados internacionales
Bajas en materias primas no se reflejan a nivel local

• Reducción en combustibles se aplicará en forma atrasada, pero no en la misma proporción en que ha caído el barril del petróleo en el mercado externo
• Incrementos en los costos de producción a mediados de año sería la causal de que no se produzcan bajas en los insumos todavía en Costa Rica

Natasha Cambronero
[email protected]

Los precios de algunas materias primas siguen sin dar tregua al bolsillo de los consumidores, esto a pesar de la baja que han venido teniendo en los mercados internaciones.
El valor de granos como el maíz, arroz y trigo no ha tenido una reducción significativa en el país a pesar de que a nivel mundial sí ha venido cayendo, sobre todo a partir de mitad de año.
En los restantes países de Centroamérica el precio del maíz blanco ya bajó luego de la fuerte alza que tuvo a mediados de año.
En Nicaragua, para noviembre este grano costaba casi un 30% menos que tres meses atrás; en El Salvador un 26% menos y en Honduras un 14%.
Mientras tanto, en Costa Rica durante ese mismo periodo, este bien subió un 21%.
Esta situación es justificada por los importadores y analistas locales debido a la dependencia que tiene el país a la importación y las fuertes compras que se hicieron cuando este producto se encontraba en su valor más alto.
“Tiene que ver con rezagos que son normales en la comercialización de productos importados. Muchas veces el precio que paga el cliente en el mercado local por una materia prima o un producto terminado se basa en el precio vigente en el mercado internacional varias semanas atrás”, afirmó Alberto Franco, economista.
Al igual que ocurre con el maíz, el precio del arroz muestra también una tendencia diferente a la que se está dando en otros mercados.
Mientras que el valor de este grano en Estados Unidos bajó un 16% durante los últimos tres meses, en el país subió un 6%, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de la Producción (CNP).
No obstante, la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados Unidos (Cafta), es vista como el tanque de oxígeno que permitiría alivianar los precios, ya que mediante el acuerdo se traería un contingente de 50 mil toneladas a un precio menor.
“Con el contingente del Cafta y los dos barcos que acabamos de comprar esperamos hacer un mix entre lo que nos cuesta afuera y producirlo en el país para darles una rebaja a los consumidores”, dijo Eduardo Sibaja, viceministro de Economía, Industria y Comercio.
Otra de las materias primas que todavía no le generan un alivio al bolsillo de los consumidores es el trigo.
Aunque la harina de este insumo ha registrado una baja del 22% durante los últimos dos meses, esto no se ha reflejado en una reducción en productos como el pan, dado que representantes de algunas panificadoras afirman que “apenas” están estudiando el tema, pero esperan a inicios del próximo año una reducción significativa que permita alcanzar el precio que tenía antes del alza de mitad de año.
“Hay que considerar la posibilidad de que los costos con que operan las empresas hayan aumentado en función del incremento de los precios de hace unos meses, por lo que disminuir el precio de sus productos podría hacerles reducir también su margen de ganancia ya que los costos no se ajustarían hacia la baja como sí lo harían los ingresos”, aseguró Juan Muñoz, analista y gerente de Risk Management Advisors.
Como ocurre con los bienes agrícolas, el crudo también ha presentado una baja significativa durante los últimos meses; luego de llegar a costar $146,85 en julio, ayer se cotizaba a $43 el barril de petróleo, lo que significa una reducción del 70%.
No obstante, esta baja no se presenta en la misma proporción en el país, ya que los combustibles durante el mismo periodo han caído en promedio solo un 34%.
En el país el encargado de determinar los precios de los combustibles es la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), órgano que debe efectuar audiencias para definir la subida o bajada en los derivados del crudo.
Este ha sido precisamente el alegato utilizado para no tramitar las rebajas con mayor rapidez, ya que por orden de la Sala Constitucional, debe realizar audiencias y pedir la opinión de diversos sectores en cada ocasión.
Aun así, se espera una fuerte rebaja para este fin de semana, la cual se producirá con varias semanas de atraso respecto a la última medición, efectuada el mes pasado.
En el caso de los granos, se estima que una baja significativa en los costos en que incurren los consumidores se podría presentar a finales del primer trimestre de 2009, pues los comerciantes aún presentan saldos en sus inventarios.
“Cuando los precios de los granos estuvieron altísimos las empresas comercializadoras no trasladaron todos los costos a consumidores, hasta ahora se está bajando poco a poco; no obstante, todavía tienen inventarios que compraron cuando los precios estaban altos, esperamos rebajas a principios del próximo año”, manifestó Sibaja.
“Estamos monitoreando, la gente no traslada los altos costos, si vemos que hay práctica de desabastecimiento de mercado, especulación o márgenes excesivos, tendremos que regular el mercado, pero esta situación todavía no se ha generado”, añadió el Viceministro.





Ver comentarios