Enviar
Plan de capitalización debe ser aprobado antes de que termine el año
Ayuda a banca estatal pide vía libre

• Los $117,5 millones serán repartidos entre los Bancos Nacional, de Costa Rica y Crédito Agrícola de Cartago

Carlos Jesús Mora
[email protected]

El plan que autorizaría una inyección de capital a la banca estatal enfrenta un gran reto: atravesar la maraña burocrática del Congreso y estar aprobado en forma definitiva en menos de cinco semanas.
El cuarto presupuesto extraordinario, por un monto de $117,5 millones, deberá ser aprobado antes de que termine el año, pues se trata de una modificación presupuestaria del plan de gastos de 2008.
De no aprobarse tendría que replantearse un nuevo proyecto en enero de 2009.
La iniciativa pretende girarles $50 millones a los Bancos Nacional y de Costa Rica, así como $17,5 millones al Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito), para ampliar sus carteras crediticias y mantener el ritmo de préstamos para el sector productivo.
El Popular quedó excluido del proyecto pues a consideración del Ejecutivo tiene un muy buen nivel de suficiencia patrimonial, lo cual “le permitirá sobrellevar la actual crisis sin ninguna complicación”.
Los recursos serán tomados del superávit que tiene el Ministerio de Hacienda.
“Con esto logramos permitir crédito a las pequeñas y medianas empresas, buscando neutralizar los efectos negativos que la situación internacional le imponen al país, y, a la vez, contribuimos a la tarea de mantener en la medida de lo posible el ritmo del crecimiento de nuestra economía y disminuir el impacto en el empleo y en el ingreso de las familias”, dijo Guillermo Zúñiga, ministro de Hacienda.
Entre tanto, en el Congreso las fracciones prevén una discusión ágil.
“Creemos que este es un buen proyecto, lo estaremos esperando para analizarlo, pero creemos que se deben fijar reglas como que los fondos se destinen al financiamiento de viviendas y programas producti
vos y no al consumo”, dijo Francisco Molina, jefe de fracción del Partido Acción Ciudadana.
“El consenso que se va construyendo nos dice que lograremos aprobar la iniciativa muy pronto”, dijo por su parte Oscar Núñez, jefe de fracción de Liberación Nacional.
De la man
o del plan de capitalización, el Ejecutivo envió también un segundo proyecto que modificará un artículo de la Ley Orgánica del Sistema Bancario Nacional, cuyo objetivo es permitir a los bancos del Estado emitir deuda subordinada.
Por su parte, en el
sector bancario y empresarial del país esperan que los bancos estatales saquen provecho de las bondades de la capitalización.
“Esperaría que los bancos canalicen los recursos al sector productivo con cierta moderación; lo importante es que podrán seguir dando ese crédito sin efectos negativos en su cuenta patrimonial”, explicó Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central.
Para el sector empresarial, la decisión adoptada por el Gobierno de capitalizar los bancos públicos es una iniciativa de largo plazo, “pero da un respiro a las empresas para que vuelvan a contar con líneas de crédito para continuar generando empleo y riqueza”, dijo Manuel Rodríguez, presidente de la Unión de Cámaras.
Ver comentarios