Enviar
¡Arden los comodines!
A escasos diez partidos de que termine la temporada regular no se definen los comodines

Los Orioles de Baltimore que siguen a un juego de diferencia de los Yanquis y los Atléticos de Oakland que han tenido un cierre de campaña espectacular, son los más claros favoritos a dejarse los dos puestos de comodín de la Liga Americana, posiciones a las que aspiran con posibilidades, tanto los Angelinos como los Rays de Tampa, a 2.5 y 3.5 de la meta.
Los potentísimos Tigres de Detroit, cuyo tercera base Miguel Cabrera podría ganar la Triple Corona, se han quedado rezagados en la lucha por el comodín, de manera que no tendrá más remedio que desbancar a los Medias Blancas de Chicago de la cima, si quiere llegar a la postemporada. Los felinos están solo un juego por debajo de los discípulos de Robin Ventura.
Yanquis, Medias Blancas y Vigilantes son los líderes de División, pero ninguno de los tres tiene el primer puesto asegurado.
En el Viejo Circuito ya tienen propietario los dueños de cada División: Nacionales en el Este, Rojos en la Central y Gigantes en el Oeste y para los comodines, son candidatos los Bravos, casi clasificados y los campeones mundiales, Cardenales.
A 2.5 de los Pájaros Rojos están los Cerveceros y un poco más atrás, 3.5 los Dodgers, que se derrumbaron en el cierre de campaña, a pesar de la millonada de dólares que gastaron para fichar al Titán, Adrián González. Bravos, Cardenales y Cerveceros ganaron ayer y los Dodgers cerraban la jornada con los Rojos.
Si ganan, cortan la diferencia por el comodín a tres juegos.
Ayer, el abridor Tim Hudson trabajó poco más de siete episodios y acercó a los Bravos de Atlanta a la fase final después de vencer 2-1 a los Filis de Filadelfia.
Una temporada después de uno de sus peores colapsos, los Bravos, que permanecen líderes en la carrera por el comodín de la Liga Nacional, nuevamente están cerca de pasar a la final, y pueden capturar un boleto en una estancia de seis juegos en su campo a partir del martes.
También el abridor Kyle Lohse lanzó seis episodios y llevó a los Cardenales de San Luis a una victoria por 6-3 sobre los Cachorros de Chicago.
Los Cardenales (82-71) se hicieron de su sexto triunfo en los últimos siete juegos y continúan liderando la carrera por el comodín de la Liga Nacional, con Atlanta.
Los Cerveceros no aflojan y ayer el receptor Jonathan Lucroy impulsó el ataque con dos sencillos remolcadores y vencieron 6-2 a los Nacionales de Washington.

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE

Ver comentarios