Logo La República

Sábado, 20 de julio de 2019



COLUMNISTAS


Aprender

Eleonora Badilla [email protected] | Lunes 10 junio, 2019


Hace muchos años puse por escrito una de mis últimas voluntades (tengo otras, pero no están escritas). Quiero que mi epitafio diga: Aprendió.

Mucho tiempo ha pasado. He dedicado mi vida a la educación y a la academia. A esta altura, cuando ya soy abuela, he participado en incontables congresos, seminarios, simposios, encuentros, mesas redondas, paneles, talleres, coloquios y convenciones dedicadas a la educación. En general, han sido actividades académicas en las que se presentan resultados de investigaciones; estadísticas sobre el estado de la educación; propuestas para mejorar; formas para enseñar, para evaluar; se comparten casos de éxito. Poco a poco comencé a encontrar esas actividades repetitivas y al final, aburridas. Solo algunas que se realizan fuera del país han mantenido mi interés: por ejemplo los congresos sobre Mapas Conceptuales, los de Pensamiento Complejo y los de Polinización de la Creatividad. En Costa Rica, me interesan mucho los eventos del TEDxPuraVida en general y en particular los dedicados a la Educación.

TED (Tecnología, Entretenimiento y Diseño) es una organización sin fines de lucro que busca difundir ideas innovadoras. Se trata de eventos que incluyen conferencias cortas sobre una amplia gama de temas: ciencias, artes, política, educación cultura, negocios entre otros. Se conocen como Charlas TED (TED Talks), son bastante reconocidas alrededor del mundo y seguidas por las redes sociales. Las que se organizan localmente tienen una x al lado de TED y llevan el nombre del lugar donde se realizan. En Costa Rica se llaman TEDxPuraVida y llegaron aquí gracias al Dr. Roberto Sasso, del Club de Investigaciones Tecnológicas.

El pasado 7 de junio se realizó la cuarta edición de TEDxPuraVidaED es decir, que se dedica a Educación. En esa ocasión un grupo interdisciplinario de expositores y expositoras, nacionales e internacionales, nos sometieron a un torbellino de innovación y creatividad, con un tema central: el Aprendizaje.

Con presentaciones cortas, llenas de imágenes e imaginación nos ayudaron a comprender que el aprendizaje es un proceso permanente en los seres humanos, que aprendemos con todo el cuerpo, no sólo con la cabeza y que se ve potenciado con la emoción. Una emoción que puede ser generada con la música, con lo inesperado, lo novedoso; con algo de magia. También nos advirtieron que hay mucha información y desinformación sobre el aprendizaje y cómo estimularlo por lo que es necesario aprender sobre el aprendizaje y desterrar los mitos.

Coincidieron en que desde la primera infancia y hasta la universidad, el aprendizaje debe ser vivencial. Hay que hacer, tocar, explorar, crear, investigar y jugar. Sí, en la adultez, incluso en la tercera edad, nos gusta aprender jugando.

¿Y dónde se aprende? Bueno claro, en las instituciones educativas, pero hay que rediseñarlas. Hay que botar paredes, abrir puertas, y crear rincones. Hay que dejar entrar la comunidad y salir a aprender en la comunidad; hay que convertir las ciudades, las oficinas, los centros comerciales en espacios de aprendizaje. Y sobre todo, regresar a la naturaleza. En síntesis, hay que salir del aula, amar la naturaleza y aprender de la comunidad.

Aprender ¿qué? Los contenidos claro, pero igual o más importante, aprender a leer y a pensar; aprender a respetar, a escuchar, a colaborar, que son habilidades para la convivencia y el desempeño laboral.

Quienes hablaron de aprender con la tecnología digital, demostraron con ejemplos concretos que, como decía Seymour Papert, hay que utilizarla como una herramienta y no como un fin en sí misma. Una herramienta para elevar la autoestima, para aprender a resolver problemas y hasta para aprender contenidos.

Finalmente, el Ministro Edgar Mora nos tocó la conciencia al hablarnos del aprendizaje de los y las migrantes de la educación, que son aproximadamente dos millones. Son personas que han huido y o que han sido expulsados del sistema, el mismo sistema que les dificulta el reingreso. Migrantes que andan aprendiendo por ahí, navegando, caminando, sin que hayamos sido capaces de validar lo que han aprendido para que tengan opciones para acceder a mejores condiciones de vida.

Este evento realmente contribuyó a que mi epitafio, sea verdad.

Pongan atención porque los videos de las charlas serán publicados en el sitio de TEDxPuraVida en algunas semanas. ¡Búsquenlos!



NOTAS ANTERIORES


¡Protestas democráticas!

Viernes 19 julio, 2019

En democracia el pueblo es quien elije gobernantes en tiempo electoral. La soberanía es ejercida ...