Enviar
Apoteósica inauguración

Luis Rojas
[email protected]

Lo prometieron y cumplieron. La inauguración de los Juegos Olímpicos ayer en China fue uno de los eventos masivos más bellos que se hayan dado y transmitido al mundo.
Los que estuvieron ahí, sin duda la disfrutaron intensamente, pero quienes la vieron por televisión, con lujo de detalles, pudieron admirar el paquete completo de la forma como China entró en los ojos del planeta de una forma soberbia.
Este evento fue un manjar para el más exigente que arrancó a las ocho, del mes ocho de 2008. Espectacular inici
o de fuegos artificiales, tamborileros, un precioso acto con los anillos olímpicos y 56 niños con vestidos típicos de 56 etnias diferentes acompañaron el izamiento de la bandera y el Himno Nacional de China.
Los juegos arrancaban y la humanidad vivía su fiesta en una reunión pacífica, llena de armonía, color y sonrisas; unido por el deporte el planeta se daba la mano, olvidando por un rato las insalvables diferencias que lo dividen.
Uno tras otro se fueron dando los actos que los anfitriones prepararon con tanto esmero, cuidado y detalle. Quedó claro que cada movimiento, cada sonrisa, cada gesto, cada paso había sido mil veces ensayado procurando la perfección para esta noche.
El desfile estuvo lleno de alegría y figuras; Rafael Nadal, Roger Federer, Kobe Bryant, Yao Ming; 204 banderas, sobraron los saludos y se desbordó la alegría.
Los discursos no fueron muy largos, y por fin llegó el momento en que Hu Jintao, presidente de China, declaró inaugurados los Juegos de la XIX Olimpiada, desde el palco donde lo acompañaban un buen número de jefes de Estado.
Li Ning, el veterano gimnasta que ganó tres oros en Los Angeles 84, fue a quien le correspondió encender el pebetero; fue elevado por los aires y emprendió una carrera en el vacío para hacer finalmente arder la llama olímpica.
El presidente del Comité Olímpico Internacional, el belga Jacques Rogge describió a Pekín como “un anfitrión del presente y una puerta hacia el futuro” y añadió, “habéis elegido el lema de ‘Un mundo, un sueño’, y eso es lo que somos hoy”.

 

  
Ver comentarios