Enviar
América Móvil deberá enfrentar a Televisa-Nextel

El gigante mexicano de la telefonía celular América Móvil (AMX) deberá enfrentar en su propia casa la competencia que representará el pronto y polémico ingreso del consorcio Nextel-Televisa en el mercado de telefonía móvil de tercera generación, coincidieron ayer diversos analistas.
El sábado la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México (SCT) entregó a Nextel-Televisa los títulos de concesión para operar una porción de espectro electromagnético, un proceso que ha estado marcado por la polémica y las demandas judiciales.
La estadounidense Nextel y la mexicana Televisa, la mayor empresa de medios en español de América, habían firmado un acuerdo previo por medio del cual, si ganaban la licitación, la compañía mexicana pagaría el 30% de la operadora estadounidense por un total de $1.440 millones.
Esa inversión, la mayor emprendida por Televisa en su historia, le dará a la firma mexicana dos de los seis puestos del Consejo de Administración de Nextel en México.
“Hay un nuevo competidor en telecomunicaciones móviles: Nextel-Televisa, donde mediante la tecnología del primero y el contenido de producciones del segundo”, buscarán posicionarse en el mercado de las telecomunicaciones 3G, “lo que implica voz-telefonía, datos-mensajes, e imagen-internet”, indicó ayer el analista José Yuste, en su columna del diario Excélsior.
El presidente de Nextel, Peter Foyo, dijo el sábado que esa compañía invertirá $1.507 millones en los próximos cinco años para crear su red de 3G en todo México “para competir sanamente” como han hecho hasta la fecha.
De acuerdo con datos de la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU), al segundo trimestre de 2010 Telcel, la marca de AMX en México, tenía una participación de mercado del 70,8%, seguido de la española Telefónica Movistar (21%), Iusacell (4,4%), y Nextel (3,7%).
Nextel opera actualmente una red iDEN (integrated digital enhanced network), que permite hacer llamadas tradicionales y a través del radio de dos vías, pero con la nueva red 3G podrá ofrecer un paquete de servicios convergentes de cuádruple-play, lo que ya hace sin mucho éxito la compañía Maxcom.
México cuenta con unas 86,6 millones de líneas de telefonía móviles, pero el mercado “revela una elevada concentración, al nivel más alto de cualquier mercado que se considere operando en términos de competencia en sus mercados”, según un análisis de CIU. En efecto, varios organismos como la OCDE, han criticado la amplia dominancia de AMX en el mercado local.
Es importante “modernizar este sector que está dejando a México en el atraso tecnológico y en la falta de competencia para bajar costos”, afirmó ayer el analista de negocios Jesús Rangel, en el periódico Milenio.
A la fecha en México sólo Iusacell y Telcel contaban “con suficiente dotación de espectro para soportar a nivel nacional una oferta de servicios de Tercera Generación (3G)”, de acuerdo con CIU.
La consultora indicó que la evidencia muestra que la aparición de un nuevo entrante en el mercado “aumenta la posibilidad de adoptar una nueva tecnología en un 13%” y disminuye en un 38% “la disponibilidad de planes basados en tecnologías viejas”.
Asimismo, la llegada de un nuevo competidor “incrementa en 44% la disponibilidad de planes por parte de las empresas establecidas”.
La licitación otorgada a Nextel-Televisa ha sido duramente criticada por varios sectores y legisladores, que aseguran que el gobierno ofreció el espectro a ese consorcio a un precio inferior al debido, y que diseñó el concurso para beneficiar a esas firmas.
La empresa Iusacell ha encabezado la oposición al fallo de la licitación, y ha interpuesto varias demandas.
“Son cerca de 70 litigios, lo que se había convertido en un total absurdo, porque una y otra vez el equipo jurídico de la SCT y de la Cofetel obtuvieron fallos favorables y una y otra vez, Iusacell, la empresa que tiene más espectro sin utilizar en el país, recurría a presentar un nuevo amparo en algún lugar de la república”, explicó la experta Maricarmen Cortés, en el diario El Universal.

México
EFE
Ver comentarios