Logo La República

Miércoles, 19 de diciembre de 2018



PÁGINA 2


Alianza público-privada: alternativa para construir infraestructura

Fabiola Vargas [email protected] | Martes 21 octubre, 2014

“El modelo de alianzas público-privadas se adapta a casi toda la realidad macroeconómica de una región o un país. No se trata de una privatización”, dijo Javier Encinas, asesor de este tema a nivel mundial. Cortesía de InfoPress/LA REPÚBLICA


Perfil Empresarial

Alianza público-privada: alternativa para construir infraestructura

Este sistema se implementó con éxito en Reino Unido

Una alianza público-privada mejoró la eficiencia del gobierno británico en obra pública y volvió sus procesos más transparentes, por lo que desea replicar esta experiencia en algunos países latinoamericanos, entre los que se encuentra Costa Rica.

Por esta razón, la embajada del Reino Unido en San José junto a la Cámara de Comercio Británico-Costarricense y la fundación Aliarse, han dado a conocer cómo este tipo de iniciativas pueden funcionar de manera exitosa y cuáles son las características que necesita el país para implementar exitosamente este modelo de gestión de obra pública.
Este método se puede utilizar para construir escuelas, hospitales, carreteras, y aeropuertos mediante un contrato que muestra las peticiones y exigencias del Gobierno al sector privado.
“El inversionista trabaja en el diseño, la operación, el mantenimiento, la construcción y el financiamiento del activo por un lapso de 20 años o más. Resulta una solución para el ámbito público”, comentó Javier Encinas, experto internacional en alianzas público-privadas del gobierno británico, quien además es asesor de este tema a nivel global.
Entre los principales beneficios de este sistema destaca que los proyectos se entregan en el tiempo estimado y se respeta el presupuesto original. El experto asegura que en América Central hay muchas oportunidades para implementarlo.
Los gobiernos de México, Perú, Uruguay y Brasil han tomado lo mejor de los 20 años de la experiencia británica e incluyeron sus prácticas. En muchos casos mejoraron las cosas que se hacían en el Reino Unido, según el experto.
El modelo de gestión público-privado presenta también una serie de retos. Requiere, por ejemplo, un nivel de transparencia para dar la confianza a los inversionistas, un sector público desarrollado con una unidad técnica seria que pueda desafiar a la empresa privada.
“Se requiere mucho planeamiento del esquema institucional, del marco regulador y gran apoyo político, ya que los empresarios buscan compromiso por parte de los gobiernos de invertir en infraestructura. Ellos no van a venir por solo un proyecto, buscan una cartera amplia de trabajo”, aseguró Encinas.
Este régimen ha realizado más de 730 obras públicas en Reino Unido, con un capital de $90 mil billones.
“No es una respuesta a todo, pero es un mecanismo que, utilizado de la mejor forma, puede ser un instrumento de desarrollo para Costa Rica”, concluyó el asesor.

Fabiola Vargas Solano
[email protected]
@FabiVSola