Agónico empate
El arquero barcelonista Víctor Valdes se lamenta ante el gol del PSG, que daba el empate definitivo.Franck Fife-AFP/La República
Enviar

Agónico empate

En el último suspiro, el Barça deja escapar la victoria ante el PSG

En el último suspiro, cuando ya soñaba con el triunfo, el Barcelona dejó escapar la victoria en el Parque de los Príncipes ante el París Saint-Germain (2-2), aunque se llevó de Francia un esperanzador resultado que lo acerca a las semifinales de la Liga de Campeones por sexta edición consecutiva.

201304022220060.a33.jpg
El tanto logrado por Blaise Matuidi en el último minuto del descuento de la segunda mitad, en un disparo que tocó en Marc Bartra y pilló a Víctor Valdés a contrapié, equilibró un encuentro que también estuvo igualado en su desarrollo, pero que la mayor eficacia de los catalanes había decantado de su lado hasta ese momento.
El resultado es favorable al Barça, pero el empate sabe a poco por la forma en que se concedió y, sobre todo, mantiene las esperanzas del PSG de lograr la clasificación en una semana en el Camp Nou.
Bajo la atenta mirada de Tito Vilanova desde el banquillo, el Barça se adelantó en dos ocasiones en el marcador, por obra de Messi (38) y de Xavi de penalti (89), pero los parisienses igualaron por mediación de Ibrahimovic (80), en claro fuera de juego, y Matuidi en el min. 94.
El tanto preserva la condición de invicto del PSG en su estadio en competición europea, que dura seis años y acumula ya 24 encuentros.
Messi se retiró en el descanso lesionado y será sometido a pruebas para conocer el alcance de su lesión.
Matuidi, autor del gol del empate parisiense y uno de los mejores de su equipo, se perderá el encuentro del Camp Nou por haber visto una amarilla.
El gol de Messi desatascó a un Barcelona que en el primer tiempo se vio incapaz de controlar el partido y durante muchas fases estuvo a merced de un PSG muy vertical.
Carlo Ancelotti puso en pista al veterano David Beckham en la posición de medio centro, como constructor del juego local y con su prodigioso tobillo, el jugador, que cumplirá 38 años en un mes, dio salida al vertical juego de los franceses.
Hasta que una genialidad de Alves que se inventó un centro con el exterior del pie para dejar solo a Messi, que no falló.
El argentino volvió a ser providencial para su equipo y todavía buscó un nuevo gol unos minutos después en una jugada personal que se escapó a pocos centímetros.
En esa jugada Messi sintió un pinchazo en el bíceps femoral y no quiso forzar hasta el final del primer tiempo, tras el cual no regresó al terreno.
Tras la pausa, el Barça dio la sensación de poder controlar el encuentro, mientras que el PSG buscó más la épica.
En ese contexto, con el partido más abierto, apareció Ibrahimovic. El sueco avisó al min. 76 al aprovechar que Marcherano y Alba estaban tendidos en el césped tras golpearse en la cabeza. Valdés ganó la partida.
Pero el portero catalán no pudo hacer nada cuatro minutos más tarde cuando el escandinavo se aprovechó de su posición de fuera de juego para recuperar un balón que el meta catalán había sacado tras un cabezazo de Thiago Silva. Ibra marcó su tercer tanto en la competición.
La reacción del Barça permitió a Alexis conseguir un penalti de Sirigu que Xavi transformó.
Y cuando la victoria parecía decidida, el tanto postrero de Matuidi dejó abierta la eliminatoria.

París/EFE


Ver comentarios