Adultos mayores con leucemia cuentan con tratamientos más amigables
Terapias más amigables con adultos mayores es lo que aconseja Januario Castro, hematólogo oncólogo. Gerson Vargas/La República
Enviar

La aplicación de tratamientos inmunológicos mejoraría la calidad de vida de una persona diagnosticada con leucemia linfocítica crónica, enfermedad que afecta principalmente a los adultos mayores.{l1}tratamientos_con_celulas_madre_dan_resultados_favorables_al_mes{/l1}

Se trata de un abordaje más amigable que combatir este cáncer mediante quimioterapia.

Este tipo de leucemia surge en las células que producen la sangre en la médula ósea, principalmente en los linfocitos. Esas células anormales maduran parcialmente y dejan de combatir las infecciones.

Las células leucémicas no mueren cuando deben hacerlo, sino que se acumulan en la médula ósea y desplazan a las normales, por lo que puede transcurrir bastante tiempo antes que las células malignas causen problemas.

“Aunque hay niños y adultos jóvenes que pueden llegar a ser diagnosticados, gradualmente a partir de la cuarta década de vida es más común porque las células a medida que envejecemos están más cansadas, han sufrido mutaciones, empiezan a adquirir problemas, llevan más exposición a pesticidas”, ejemplificó Januario Castro, hematólogo oncólogo.

La mayoría de los pacientes con este mal no presentan ningún síntoma cuando son diagnosticados. Con frecuencia, se detecta luego de resultados de exámenes sanguíneos o en un examen físico de rutina y se descubre un alto número de linfocitos.

Sin embargo, en algunos casos sí puede presentar síntomas como cansancio y debilidad, sudoraciones nocturnas y fiebre, pérdida de peso, ganglios linfáticos agrandados y anemia.

Cuanto antes se detecte este mal, aumenta la sobrevida gracias a la tecnología y a los nuevos tratamientos, que no sentencian a un paciente a quimioterapia y que permiten disfrutar de una mayor calidad de vida.

Por ejemplo el porcentaje de sobrevida se elevó, antes la esperanza de sobrevivir a cinco años de diagnosticado el paciente era del 40% (hace 40 años), ahora es del 70%.

“Uno de esos tratamientos es la Gazyva, que cuenta con el registro, tiene el permiso sanitario y se puede utilizar de forma privada; es decir, la Caja no lo tiene. Las indicaciones son para leucemia linfocítica crónica y pacientes que hayan recaído de linfomas”, aseguró Fabián Sanabria, gerente médico para hematología de Roche para Centroamérica y el Caribe.{l2}celulas_madre_mejoran_tratamiento_del_asperger_y_el_autismo{/l2}

“Los datos han mostrado mejores respuestas a la terapia. Hay un beneficio que es la sobrevida y la calidad de vida, que es uno de los aspectos más importantes a considerar en un paciente de 65 años o más. En mi experiencia pacientes de estas edades no logran terminar quimioterapias de seis ciclos. Después de dos ciclos les decimos que no, porque no lo aguantarían”, añadió Castro.


TRATAMIENTOS ESPERANZADORES


Debido a que la leucemia linfocítica crónica se desarrolla lentamente, no todas las personas se deben tratar de inmediato. Una vez que es diagnosticado puede optar por:

Quimioterapia

Terapia con medicamentos biológicos se dividen en grupos de acuerdo con cuál proteína atacan

Terapias dirigidas

Combaten los cambios en el interior de las células que ocasionan sean cancerosas

Tratamientos para prevenir infecciones

Como antibióticos o antivirales y para bajos recuentos sanguíneos como transfusiones de plaquetas

 


Ver comentarios